Consumo de café se asocia con mortalidad general reducida

Noticias | Publicado el 17 Jul, 2017

La ingesta de café se asoció con riesgo reducido de mortalidad por varias causas, según un estudio cofinanciado por la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer.
Consumo de café se asocia con mortalidad general reducida

El café es una de las bebidas más consumidas a nivel mundial y contiene compuestos biológicamente activos que se han relacionado con menor inflamación y con menor riesgo de desarrollar diabetes; incluso algunos estudios sugieren que su consumo crónico podría reducir el riesgo de mortalidad general, sobre todo de origen cardiovascular.

Dentro del estudio europeo EPIC (European Prospective Investigation into Cancer and Nutrition), se analizó la asociación entre el consumo de café y la mortalidad general, así como la mortalidad por causas específicas en una gran cohorte multinacional (n=521,330) con un seguimiento promedio de 16.4 años. En un subgrupo de la muestra (n=14,800) se estudiaron las asociaciones entre el consumo de café y diversos biomarcadores séricos metabólicos, hepáticos y de inflamación: albumina, fosfatasa alcalina, alanina aminotransferasa (ALT), aspartato aminotransferasa (AST), gamma-glutamiltransferasa (GGT), proteína  C-reactiva (PCR),  hemoglobina glucosilada (HbA1c), colesterol HDL y lipoproteina(a). La información sobre el consumo individual de café se hizo a través de un cuestionario, a partir del cual se calculó el consumo diario en mililitros según el número de tazas ingeridas. Finalmente, se realizó un análisis de supervivencia multivariado (regresión de Cox) para establecer asociaciones estadísticas.

En comparación con los no consumidores, o los de bajo consumo, aquellos dentro del cuartil más alto de consumo (>3 tazas al día) tuvieron menor mortalidad (general) (hombres, p<0.001; mujeres, p=0.009). En ambos sexos también se encontraron asociaciones inversas entre una alta ingesta de café con menor mortalidad por enfermedades del tracto digestivo (p<0.001, respectivamente). Para las mujeres, el consumo de café se encontró como protector para la mortalidad por enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares (p<0.001 y p=0.002, respectivamente); sin embargo, se encontró una asociación positiva con mortalidad por cáncer de ovario (p=0.015). En cuanto a los biomarcadores bioquímicos, un consumo elevado de café se asoció con menores niveles séricos de fosfatasa alcalina, ALT, AST, GGT (p<0.05); las mujeres que ingerían más café tuvieron menor PCR, lipoproteína(a) y HbA1c.

Este estudio prospectivo muestra evidencia que el elevado consumo de café podría ejercer un efecto protector en distintos desenlaces clínicos, sobre todo los de tipo digestivo y circulatorio, además de mejorar el perfil sérico hepático y el inflamatorio (este último sólo en mujeres). Sin embargo, la relación entre un elevado consumo de café y el cáncer en las mujeres, sobre todo de ovario, es un hallazgo que habrá que estudiarse más a fondo.

 

Referencia:

Gunter MJ, Murphy N, Cross AJ, et al. Coffee Drinking and Mortality in 10 European Countries: A Multinational Cohort Study. Ann Intern Med 2017. DOI: 10.7326/M16-2945.