Resistencia a las quinolonas y susceptibilidad al triclosán, en estrecha relación

Noticias | Publicado el 12 Jul, 2017

Bacterias que desarrollan resistencia a las quinolonas, también la desarrollan resistencia ante el bactericida triclosan, desatando la preocupación que esto pueda suceder también a la inversa.
Resistencia a las quinolonas y susceptibilidad al triclosán, en estrecha relación

La resistencia cruzada que pueda existir entre antibióticos y bactericidas comúnmente utilizados para la desinfección puede ser causa de resistencia a múltiples fármacos y puede poner en peligro a nuestra especie, ya que cada vez son más los patógenos que desarrollan tales resistencias y las opciones terapéuticas son cada vez menores.

El triclosán es un bactericida que se ha incorporado a muchos productos domésticos, tanto de limpieza, como en distintos productos de higiene personal (jabones, pasta de dientes, etc.), debido a su actividad antimicrobiana. Este químico inhibe la actividad de la enzima FabI, la cual cataliza un paso importante en la biosíntesis de ácidos grasos en las bacterias; la resistencia a este bactericida es mediante mutaciones en el gen, el cual genera una enzima incapaz de unirse a él. Hay evidencia que señala que la susceptibilidad bacteriana al triclosán, está relacionada con la susceptibilidad a las quinolonas, por lo que pudieran tener un mecanismo de resistencia en común.

Un grupo de investigadores en Canadá realizaron un estudio para dilucidar la relación entre la susceptibilidad de Salmonella tanto en las quinolonas, como en el triclosán, y para conocer si este fenotipo se conserva en otras especies bacterianas (p.ej. E Coli). Para ello se utilizaron cepas silvestres de  E. coli y Salmonella Typhimurium, así como cepas mutantes en la topoisomerasa ADN girasa (gyrA), la cual es blanco principal de muchas quinolonas. Todas las cepas fueron cultivadas con 0.03 mg/L de triclosán, para determinar si sería capaz de promover la generación de mutantes gyrA. La susceptibilidad a las quinolonas se determinó con la adición de ciprofloxacino o ácido nalidíxico.   

Aunque la exposición a triclosán no fue la causante directa de aparición de cepas resistentes a quinolonas, los resuItados mostraron que tanto E. coli como Salmonella con una sustitución espontánea de Ser83Phe y Asp87Gly tuvieron un aumento de las concentraciones mínimas inhibitorias de hasta 8 veces para el ciprofloxacino y hasta 128 veces para el ácido nalidíxico. Ambas sustituciones también confirieron mayor resistencia al triclosán, ya que también aumentó su concentración mínima inhibitoria hasta 4 veces. Experimentalmente, este fenómeno se pudo relacionar con el grado de actividad de superenrollamiento de las proteínas mutantes de la girasa; sin embargo, no se encontró interacción experimental (in vitro) entre la girasa y el triclosán, lo cual sugiere un mecanismo indirecto. Al analizar los mecanismos posiblemente involucrados se encontró que las mutantes gyrA, eran menos susceptibles al triclosán gracias a que el superenrollamiento alterno era capaz de provocar modificaciones en los mecanismos intrínsecos de respuesta ante el estrés (vías SOS, RpoS, RpoN y RpoH, por sus siglas en inglés).

Estos resultados demuestran que existe una asociación entre la resistencia bacteriana a las quinolonas y al bactericida triclosán, que está mediado por mecanismos diferentes aunque ligados. Aunque no se evaluó la expsición más prolongada ni a otras dosis de triclosán, no se puede descartar por completo que la exposición a este bactericida no sea quien predisponga al desarrollo de cepas bacterianas resistentes no sólo a quinolonas, sino a otro tipo de antibióticos. Las implicaciones que tienen estos resultados pueden ser muy serias, pues este químico es en la actualidad ampliamente utilizado  y como consecuencia se puede encontrar frecuentemente en el ambiente, en recursos acuíferos, en vegetales cultivados e incluso puede ser detectado en la orina o plasma de personas expuestas; todo esto podría impactar fuertemente en la selección y propagación de cepas bacterianas resistentes y/o multiresistentes con relevancia clínica, situación que es cada vez más frecuente en nuestros días.

 

Referencia:

Webber MA, Buckner MMC, Redgrave LS, et al. Quinolone-resistant gyrase mutants demonstrate decreased susceptibility to triclosan. J Antimicrob Chemother 2017. DOI:10.1093/jac/dkx201.