Galenox.com
Registrese en Galenox.com

description Noticias médicas - ¿Existe relación entre los tipos sanguíneos y las enfermedades?

Publicada el Thursday, 22 Jun 2017

¿Existe relación entre los tipos sanguíneos y las enfermedades?

Cada día se presenta más evidencia de que los antígenos que integran los diferentes grupos sanguíneos están estrechamente relacionados con los procesos de salud y enfermedad en nuestro cuerpo.
¿Existe relación entre los tipos sanguíneos y las enfermedades?

El descubrimiento de que la sangre de cada individuo poseía particularidades que le otorgaban características aglutinantes fue realizado por Karl Landsteiner al inicio del siglo XX. Él fue quien describió los grupos de sangre que hasta ahora son los más conocidos: A, B, O. Más tarde se descubrió que estas características podían heredarse y atribuirse a la presencia (o no) de antígenos y anticuerpos; en los años cuarenta, con el desarrollo de pruebas de antiglobulina para detectar los anticuerpos no aglutinantes se pudieron hacer las primeras detecciones bioquímicas e identificar estructuralmente estos antígenos eritrocitarios como estructuras oligosacáridas. A partir de este momento y en adelante, empezaron a surgir nuevos avances tecnológicos que propiciaron la identificación de cientos de antígenos sanguíneos que a la fecha pueden clasificarse en 30 diferentes sistemas. Por ejemplo, ahora se conoce que el sistema ABO consta de más de 20 subgrupos. El grupo sanguíneo Rh es quizá el más complejo de todos, con 49 antígenos hasta ahora estudiados siendo los del tipo D, C/c y E/e los más utilizados; los individuos con el gen RhD se dice que tienen un genotipo positivo; mientras quienes no lo tienen: negativo.  Existen más grupos dentro de los que se encuentran el Lewis, Duffy, Chido/Rodgers, Gill, Kidd, Lan, entre muchos otros.

Además de los antígenos presentes en los eritrocitos, existen otros antígenos presentes en cada una de las células nucleadas de nuestro cuerpo: los antígenos leucocitarios humanos (HLA, por sus siglas en inglés). Estos antígenos, junto con otros presentes como marcadores superficiales celulares, juegan un papel central en la protección contra enfermedades. Debido a que la mayor parte de las investigaciones sobre los grupos sanguíneos se ha hecho en el contexto de las transfusiones sanguíneas, se les ha determinado únicamente como antígenos exclusivos de la sangre, sin embargo, estos están distribuidos a lo largo del cuerpo en la mayoría de los tejidos, por lo que también se pueden definir como antígenos de los grupos histosanguíneos (histo-blood group antigens, HBA por sus siglas en inglés).

De igual forma que los antígenos HLA, los HBA también podrían estar involucrados en proceso salud-enfermedad. Existe evidencia experimental que los antígenos que determinan los grupos sanguíneos pueden ser utilizados como receptores a patógenos e incluso pueden actuar como mediadores de la respuesta inmune al facilitar la migración celular o estimular la producción de inmunoglobulinas. Ambos, tanto los antígenos del sistema ABO como los del sistema Rh se han asociado con algunas enfermedades; sin embargo, esta relación se ha observado más bien con los antígenos tisulares más que los presentes en los eritrocitos.

Por ejemplo, el grupo Rh se ha asociado con enfermedades hemolíticas; los grupos sanguíneos tipo A, B y AB se han asociado con mayor suceptibilidad al cólera, H. pylori, diabetes tipo 2, algunos tipos de cáncer (pancreático, linfoma, entre otros), demencia y enfermedades cardiovasculares, entre otros. Incluso algunos estudios sugieren que vectores transmisores de enfermedades tales como el mosquito Aedes, podrían tener preferencia o atracción a ciertos tipos sanguíneos. Por ejemplo, un estudio de asociación reportó mayor prevalencia de infecciones por dengue en individuos con grupos sanguíneos AB, en comparación con otros tipos.  

El entendimiento de cómo los antígenos de los grupos sanguíneos afectan el riesgo de padecer enfermedades podrá contribuir a la generación de estrategias de prevención, mejorar e individualizar los tratamientos terapéuticos disponibles. La labor de investigación sobre este tema aún empieza, y sin duda en un futuro será una de las herramientas que permitirá el desarrollo, perfeccionamiento y aplicación de técnicas encaminadas hacia la medicina personalizada.

  

Referencia:

Ewald DR, Sumner SCJ. Blood type biochemistry and human disease. WIREs Syst Biol Med 2016. doi: 10.1002/wsbm.1355

 

today Congresos nacionales

today Congresos internacionales

forum Últimos tweets

Conoce el wearable para monitorear el corazón #salud #cardiología https://t.co/N8XAO0Ab3r https://t.co/mLLPAYXBiw
Tratamiento para la colitis nerviosa con… ¿bacterias? #salud #bacterias https://t.co/qovN3SZM4P https://t.co/FhDvnXlrMc
Los kilos extra influyen en el trastorno bipolar. Descubre por qué #salud #obesidad https://t.co/sci7FDB1PD https://t.co/Tn6eb5a44T
¿La rotación de residentes es un peligro para los pacientes? #salud #galenox https://t.co/AKw4C7iYc5 https://t.co/NHZ4KCOy8C

Políticas de privacidad - Términos de Uso

Galenox.com - ¡Tu colega siempre en línea!

REGISTRO