Galenox.com
Registrese en Galenox.com

description Noticias médicas - Las enfermedades por deficiencia de yodo en nuestro continente son cosa del pasado

Publicada el Tuesday, 14 Feb 2017

Las enfermedades por deficiencia de yodo en nuestro continente son cosa del pasado

El continente americano puede celebrar el fin de los padecimientos causados por el déficit de yodo en la dieta.
Las enfermedades por deficiencia de yodo en nuestro continente son cosa del pasado

Históricamente, la prevalencia de enfermedades por deficiencias de yodo en la dieta del continente americano era elevada por la naturaleza de los suelos, con deficiencia de este elemento. En el inicio del siglo XX, la deficiencia de yodo ya se había caracterizado como un problema de salud pública en la mayoría de los países en nuestro continente. Los padecimientos más comunes por deficiencia de yodo son el bocio, el hipotiroidismo y el cretinismo en niños. Por ejemplo, el bocio endémico era más frecuente encontrarlo en las regiones montañosas que se extienden desde el noroeste de Canadá y Estados Unidos, la zona de la Sierra Madre Oriental en México hasta la cordillera de los Andes en América del Sur. Según reportes de la OMS, de los años 1930 a 1960, la mayoría de los países de América Latina tenían una prevalencia de 50% o más. A partir de esto, en los años ochenta, se creó el Consejo Internacional para la Prevención y el Control de los Desórdenes por Deficiencia de Yodo (ICCIDD, por sus siglas en inglés). Este organismo promovió el programa de yodación de la sal de mesa como medio para atacar el problema.

En la actualidad, la concentración promedio nacional de yodo urinario promedio (biomarcador que estipula la OMS para monitorear el control adecuado en la ingesta de yodo), es de 174 μg/L. Para el año 2016, la OMS condujo una encuesta en la región de las Américas y las concentraciones de yodo urinario promedio en todos los países estaban arriba del acordado, por lo que se puede constatar el éxito del programa para erradicar la deficiencia de yodo en nuestro continente.

Ahora la meta es continuar con el consumo de yodo registrado hasta ahora, sin llegar a la sobre-ingesta, como se ha registrado ya en algunos países como Honduras; ya que ésta también puede provocar desórdenes tiroideos. Este sostenimiento debe realizarse con el compromiso legislativo de cada gobierno para continuar con la yodación de la sal de mesa, con el compromiso de los productores de sal para continuar este proceso, con el monitoreo continuo del estatus de ingesta y con programas de información a la población en general de los peligros y riesgos de llevar una dieta baja en yodo.

 

Referencia:

Pretell EA, Pearce EN, Moreno SA, et al. Elimination of iodine deficiency disorders from the Americas: a public health triumph. Lancet Diabetes Endocrinol 2017 January 31. doi: 10.1016/S2213-8587(17)30034-7. [Epub ahead of print]

 

today Congresos nacionales

today Congresos internacionales

forum Últimos tweets

Conoce el wearable para monitorear el corazón #salud #cardiología https://t.co/N8XAO0Ab3r https://t.co/mLLPAYXBiw
Tratamiento para la colitis nerviosa con… ¿bacterias? #salud #bacterias https://t.co/qovN3SZM4P https://t.co/FhDvnXlrMc
Los kilos extra influyen en el trastorno bipolar. Descubre por qué #salud #obesidad https://t.co/sci7FDB1PD https://t.co/Tn6eb5a44T
¿La rotación de residentes es un peligro para los pacientes? #salud #galenox https://t.co/AKw4C7iYc5 https://t.co/NHZ4KCOy8C

Políticas de privacidad - Términos de Uso

Galenox.com - ¡Tu colega siempre en línea!

REGISTRO