Galenox.com
Registrese en Galenox.com

description Noticias médicas - Fiebre botonosa mediterránea

Publicada el Monday, 25 Apr 2016

Fiebre botonosa mediterránea

Fiebre botonosa mediterránea

Introducción

Es una enfermedad causada por una bacteria llamada Rickettsia conorii, que se transmite a los humanos por la picadura de una garrapata y que se caracteriza por la aparición de fiebre, una erupción cutánea y una costra negruzca en el punto de la picadura.

Cuadro clínico

Normalmente, la evolución es la de una enfermedad leve, aunque existen casos fulminantes que pueden acabar con la vida del paciente. El período de incubación es de 8-12 días. La sintomatología tiene un inicio brusco con malestar general, cefalea intensa, fiebre elevada y otros síntomas (a veces enantema orofaríngeo y conjuntivitis). La tríada típica se compone de mancha negra, fiebre y exantema.

Mancha negra. Es el chancro de inoculación de la garrapata. Su incidencia es variable (20-80%), aunque existen estudios donde se objetiva una incidencia del 70-80%. Inicialmente, es una pápula que suele aparecer antes que la fiebre, después se convierte en una zona necrótica (escara negruzca) de 1-10 mm de diámetro, de bordes netos, ligeramente prominente, con un halo eritematoso, que al desprenderse no deja cicatriz, sólo una pigmentación residual. Es indolora y sólo ocasionalmente pruriginosa, por lo que muchas veces pasa inadvertida. Raras veces hay 2-3 cerca. En los adultos se suele localizar en zonas cubiertas, pliegues de flexión de extremidades inferiores, zona interglútea, ingles, genitales y tronco. En niños se localiza en las zonas ya mencionadas y, sobre todo, en la cabeza. Se suele acompañar de adenopatías satélites y, a veces, linfangitis.

Fiebre. Aparece en el 90-97% de los casos, es alta (39-40%), continua, con ligeros descensos matutinos y resistentes a antitérmicos. Desaparece entre el segundo y cuarto día de iniciado el tratamiento antibiótico correcto.

Exantema. Aparece en el 90-96% de los casos entre el tercer y quinto día de evolución, coincidiendo con la exacerbación de la temperatura. Son maculopápulas eritematosas (primero máculas de 2-5 mm de diámetro que se convierten en pápulas y, posteriormente, se endurecen a modo de botones), no pruriginosas y no confluentes. En ocasiones se transforman en lesiones petequiales o púrpuras, por lo que es necesario hacer el diagnóstico di ferencial con la meningococemia y las infecciones virales. Se inicia en las extremidades inferiores y se generaliza rápidamente, afectando al tronco, el cuero cabelludo, la región palmoplantar y, levemente, la cara. Suelen persistir durante 15-20 días. A veces pueden adquirir, posteriormente, una coloración oscura e incluso hemorrágica. En ocasiones aparecen formas atípicas urticariformes, vesiculosas o nodulares.

Otros síntomas son mialgias intensas (que duelen más a la presión, sobre todo en los miembros inferiores), artralgias (principalmente de la rodilla y la región lumbosacra), en ocasiones mono o poliartrosis, dolor abdominal con náuseas y diarrea, hepatosplenomegalia y/o esplenomegalia, hipoacusia transitoria, congestión conjuntival bilateral, quemosis (por frotamiento del ojo con el dedo contaminado), etc. Sin embargo, existen casos en los que el único síntoma son las adenopatías, por lo que si una persona viaja a un área endémica hay que considerar esta posibilidad

Diagnóstico

Diagnóstico clínico. Consiste en identificar la tríada clásica, además de otros síntomas y los factores epidemiológicos de picadura de garrapata o el contacto con perros de caza, época del año.

Diagnóstico por inmunofluorescencia directa. Permite un diagnóstico precoz biopsiando la mancha negra en los primeros días, visualizándose capilaritis y el germen dentro de las células endoteliales capilares.

  1.  Se realiza mediante inoculación de sangre del paciente en ratones o conejillos de Indias, y es muy difícil de realizar y con alto riesgo de contagio para el personal.

Tratamiento

Es importante iniciar el tratamiento antibiótico lo antes posible, ya que acorta el período febril, disminuye los síntomas y evita complicaciones graves. Se produce una mejoría a las 24 h y la fiebre cede en 2-4 días, pero el tratamiento debe continuar hasta pasadas 48 h de la desaparición de la fiebre.

Importante

La profilaxis con antibióticos es controvertida. Se debe usar sólo en situaciones especiales (ancianos e inmunodeprimidos picados por garrapata), pues sólo demoraría el comienzo de la enfermedad, pero no su aparición.

 

Gómez Sánchez. Rickettsiosis: fiebre botonosa mediterránea. El Sevier julio 2001

 

today Congresos nacionales

today Congresos internacionales

forum Últimos tweets

Conoce el wearable para monitorear el corazón #salud #cardiología https://t.co/N8XAO0Ab3r https://t.co/mLLPAYXBiw
Tratamiento para la colitis nerviosa con… ¿bacterias? #salud #bacterias https://t.co/qovN3SZM4P https://t.co/FhDvnXlrMc
Los kilos extra influyen en el trastorno bipolar. Descubre por qué #salud #obesidad https://t.co/sci7FDB1PD https://t.co/Tn6eb5a44T
¿La rotación de residentes es un peligro para los pacientes? #salud #galenox https://t.co/AKw4C7iYc5 https://t.co/NHZ4KCOy8C

Políticas de privacidad - Términos de Uso

Galenox.com - ¡Tu colega siempre en línea!

REGISTRO