Galenox.com
Registrese en Galenox.com

description Noticias médicas - Dermatofitosis o tiñas

Publicada el Thursday, 16 Oct 2014

Dermatofitosis o tiñas

Dermatofitosis o tiñas

¿De qué hablamos?

La dermatofitosis es una micosis superficial de gran importancia y puede afectar a piel, cabellos y uñas. Estos hongos son patógenos primarios que poseen queratinasas lo que les permite utilizar la queratina de esas estructuras como fuente de nitrógeno. Existen tres géneros de dermatofitos: Microsporum, Epidermophyton y Trichophyton, cada uno de ellos con varias especies.

Según su reservorio natural se clasifican en tres grupos: antropofílicas (infecciones crónicas y escasamente inflamatorias), zoofílicas y geofílicas (infecciones agudas e inflamatorias).

Las tiñas inflamatorias, por sus intensas manifestaciones, suelen diagnosticarse de forma temprana. Por el contrario, la enfermedad no inflamatoria favorece la existencia de un estado clínico silente, de “portador”, que contribuye a demorar el diagnóstico y a propagar la infección.

Existe una resistencia natural a la infección por dermatofitos. Las manifestaciones clínicas así como la contagiosidad van a depender fundamentalmente de dos factores:

  1. La virulencia del microorganismo infectante. Los gérmenes zoofílicos suelen producir una reacción inflamatoria intensa en el huésped y son más contagiosos.
  2. Factores dependientes del huésped. Además de la respuesta inmunológica tipo th1 o th2 determinadas genéticamente existen unos factores favorecedores:

Ver tabla

¿Cómo se manifiestan?

1. Tiñas del cuero cabelludo

Ver tabla Tiñas del cuero cabelludo

Ver imagen 


2. Tinea corporis o tiña de la piel lampiña

Localizada en tronco, miembros o zonas lampiñas de cara. Se transmiten directamente o por ropa, utensilios e incluso por autoinfección desde otras tiñas.

Ver tabla Tinea corporis o tiña de la piel lampiña

Ver imagen 3, 4 y 5

3. Tiña inguinal o eczema marginado de Hebra

Es la parasitación de inglés, periné y región perianal, que llega a invadir zona proximal interna de muslos. La infección suele ser epidémica y se transmite por toallas, prendas interiores, ropas de cama..., predisponiendo los climas húmedos, maceración, diabetes, obesidad, etc. Cuando se demuestra, es preciso comprobar si no existe también una tinea pedis, especialmente en hombres, pues la caída del hongo por el pantalón a pies es la norma.

Se presenta como placas bilaterales, de borde eritematovesiculoso, tipo eczema, y centro castaño-eritematoso, con escamas furfuráceas, poco infiltrado y liquenificado.

Ver imagen 6

4. Tiña de la barba

Foliculitis tricofítica en barba y bigote, exclusiva de varones, más frecuente en zonas rurales.

Ver tabla Tiña de la barba

Ver imagen 7 y 8

5. Tiña de los pies

Es la forma de dermatofitosis más frecuente. Se la conoce como “pie de atleta”. Se localiza en pliegues interdigitales y plantas de pies, que es más fácil de adquirir por adultos jóvenes deportistas, principalmente en verano, que utilizan calzado oclusivo y, a menudo, andan descalzos por vestuarios públicos. Es infrecuente en la infancia y la vejez. Existen varias formas clínicas:

Ver tabla Tiña de los pies

Ver imagen 9 y 10

6. Tiña de las manos

Es el equivalente del cuadro anterior, pero localizado en pliegues, palmas o dorso de manos. En general, es unilateral y no es raro que el contagio se haya producido al rascarse las lesiones de una tiña del pie contralateral.

7. Tiña incógnito

Es un término creado para definir el cuadro clínico resultante del tratamiento inadecuado de una tiña, en general, de la piel glabra, con cremas de corticoides o preparados tópicos polivalentes que lo único que consiguen es aliviar el prurito y modificar el aspecto morfológico característico de la enfermedad, dificultando con ello el diagnóstico. Da lugar a lesiones cutáneas extensas y persistentes, con menos signos inflamatorios. Aparece con particular frecuencia en la cara.

8. Tiña de las uñas u onicomicosis

Se observan fundamentalmente en el adulto y con frecuencia asociadas a tiñas de las manos o los pies. Son infecciones crónicas y de difícil tratamiento. Existen diversas formas:

Ver tabla Tiña de las uñas u onicomicosis

Ver imagen 11

¿Cómo se diagnostican?

En general, el diagnóstico clínico, al menos de sospecha, no ofrece grandes dificultades. Sin embargo, siempre es aconsejable la confirmación diagnóstica inmediata mediante la búsqueda microscópica de los elementos fúngicos por examen directo (en escamas o cabellos parasitados) y el aislamiento por cultivo y posterior identificación del hongo. La toma de la muestra se realizará siempre de la parte más activa de la lesión, generalmente la periferia en las lesiones cutáneas, los cabellos afectos en las tiñas del cuero cabelludo y barba y la queratina subungueal en las onicomicosis.

¿Cómo se tratan?

Las infecciones localizadas leves (tiña corporis, cruris y pedis) responden a la terapia tópica. La terapia sistémica (Itraconazol, fluconazol, griseofulvina o Terbinafina) es apropiada si la tópica falla, si están afectadas muchas áreas (o un área extensa) o si hay afección ungueal o de folículos pilosos.

Ver tabla

Bibliografía

  • Aly R, Fisher G, Katz I, Levine N, Lookingbill DP, Lowe N et al. Ciclopirox gel in the treatment of patients with interdigital tinea pedis. Int J Dermatol. 2003 Sep;42 Suppl 1:29-35 [Medline]
  • Bell-Syer SEM, Hart R, Crawford F, Torgerson DJ,Tyrrell W, Russell I. Tratamientos orales para la micosis cutánea del pie (Revisión Cochrane traducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus, 2005 Número 3. Oxford: Update Software Ltd. Disponible en: http://www.update-software.com. (Traducida de The Cochrane Library, 2005 Issue 3. Chichester, UK: John Wiley & Sons, Ltd.). [Tenxto completo en la Biblioteca Cochrane]
  • British Association of Dermatologists. Guidelines for the management of tinea capitis. [Internet]. British Association of Dermatologists; Jul 2000. [Acceso 12 de agosto de 2005]. Disponible en: http://www.bad.org.uk/healthcare/guidelines/tp.asp
  • British National Formulary 49. Disponible en: http://www.bnf.org/bnf/bnf/current/openat/index.htm
  • Chan YC, Friedlander SF. New treatments for tinea capitis. Curr Opin Infect Dis. 2004 Apr;17(2):97-103 [Medline]
  • Chan YC, Friedlander SF. Therapeutic options in the treatment of tinea capitis.
    Expert Opin Pharmacother. 2004 ;5(2):219-27 [Medline]
  • Crawford F, Hart R, Bell-Syer S, Torgerson D, Young P, Russell I. Tratamientos tópicos para las infecciones micóticas de la piel y de las uñas del pie (Revisión Cochrane traducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus, 2005 Número 3. Oxford: Update Software Ltd. Disponible en: http://www.update-software.com. (Traducida de The Cochrane Library, 2005 Issue 3. Chichester, UK: John Wiley & Sons, Ltd.). [Texto completo en la Biblioteca Cochrane]
  • Crawford F. Athlete’s foot. Clin Evid. 2004 Dec;(12):2266-70 [Medline]
  • Camacho F, Moreno JC. Micosis. Dermatosis fitoparasitarias. En: armijo M, Camacho F (Editores). Tratado de Dermatología Volumen II. Madrid: Aula Médica; 1998: p. 722-732.
  • Ferrándiz C. Micosis cutaneomucosas superficiales. En: Ferrándiz C (Editor), Dermatología Clínica, 2ª ed. Madrid: Ediciones Harcourt; 2001: p. 64-70.
  • Fleece D, Gaughan JP, Aronoff SC. Griseofulvin versus terbinafine in the treatment of tinea capitis: a meta-analysis of randomized, clinical trials. Pediatrics. 2004 Nov;114(5):1312-5 [Medline]
  • Fungal (dermatophyte) infections-skin and nails. [Internet]. PRODIGY. Feb 2003.Care Guideline. [Acceso 12 de agosto de 2005]. Disponible en: http://www.prodigy.nhs.uk/guidance.asp?gt=Fungal%20-%20skin%20and%20nails
  • Gupta AK, Ryder JE, Johnson AM. Cumulative meta-analysis of systemic antifungal agents for the treatment of onychomycosis. Br J Dermatol. 2004 Mar;150(3):537-44 [Medline]
  • Fonseca Capdevila E. Diagnóstico de las onicomicosis. Salud Rural 1996;13(8):59-64.
  • Fonseca Capdevila E. Tratamiento de las onicomicosis. Salud Rural 1996;13(11):109-113.
  • Fonseca Capdevila E. Tiñas. Infecciones por dermatófitos en la práctica diaria. Salud Rural 1995;12(2):30-37
  • From The Cochrane Library, Issue 2, 2005. Chichester , UK : John Wiley & Sons, Ltd. All rights reserved. Topical treatments for fungal infections of the skin and nails of the foot. (Cochrane Review)Crawford F, Hart R, Bell-Syer S, Torgerson D, Young P, Russell I.
  • Gupta AK, Ryder JE, Johnson AM . Cumulative meta-analysis of systemic antifungal agents for the treatment of onychomycosis. Br J Dermatol. 2004 Mar;150(3):537-44. [Medline]
  • Herrera-Arellano A, Rodriguez-Soberanes A, Martinez-Rivera M, Martinez-Cruz E, Zamilpa A, Alvarez L. et al. Effectiveness and tolerability of a standardized phytodrug derived from Solanum chrysotrichum on Tinea pedis: a controlled and randomized clinical trial. Planta Med. 2003 May;69(5):390-5 [Medline]
  • Krob AH, Fleischer AB Jr, D'Agostino R Jr, Feldman SR. Terbinafine is more effective than Itraconazole in treating toenail onychomycosis: results from a meta-analysis of randomized controlled trials. J Cutan Med Surg. 2003 Jul-Aug;7(4):306-11 [Medline]
  • Nelson MM, MartínAG, Hefferman MP. Superfitial fungal infections: dermatophytosis, onychomycosis, tinea nigra, piedra. En: Freedberg IM, Eisen AZ, Wolff K, Austen KF, Goldsmith LA, Katz SI. Dermatology in General Medicine. 6th ed. New York: Mc Graw Hill,; 2003: p. 1994-2005.
  • Pereda J, Noguera X, Boncompte E, Alguero M, Izquierdo I. Efficacy of flutrimazole 1% powder in the treatment of tinea pedis. Mycoses. 2003 Apr;46(3-4):126-31.[Medline]
  • Sommer S, Sheehan-Dare RA, Goodfield MJ, Evans EG. Prediction of outcome in the treatment of onychomycosis. Clin Exp Dermatol. 2003 Jul;28(4):425-8 [Medline].
  • Ungpakorn R, Ayutyanont T, Reangchainam S, Supanya S. Treatment of Microsporum spp. tinea capitis with pulsed oral terbinafine. Clin Exp Dermatol. 2004 May;29(3):300-3. [Medline]
  • University of Texas at Austin, School of Nursing, Family Nurse Practitioner Program. Recommendations for the management of onychomycosis in adults. Austin (TX): University of Texas at Austin, School of Nursing; 2003 May. [Resumen en: NGC]
  • Watanabe S . Optimal dosages and cycles of Itraconazole pulse therapy for onychomycosis.. Nippon Ishinkin Gakkai Zasshi. 2004;45(3):143-7 [Medline]
  • Werschler WP, Bondar G, Armstrong D. Assessing treatment outcomes in toenail onychomycosis clinical trials. Am J Clin Dermatol. 2004;5(3):145-52 [Medline]
  • Wingfield AB, Fernandez-Obregon AC, Wignall FS, Greer DL. Treatment of tinea imbricata: a randomized clinical trial using griseofulvin, terbinafine, Itraconazole and fluconazole. Br J Dermatol. 2004 Jan;150(1):119-26. [Medline]

 

 

today Congresos nacionales

today Congresos internacionales

forum Últimos tweets

Conoce el wearable para monitorear el corazón #salud #cardiología https://t.co/N8XAO0Ab3r https://t.co/mLLPAYXBiw
Tratamiento para la colitis nerviosa con… ¿bacterias? #salud #bacterias https://t.co/qovN3SZM4P https://t.co/FhDvnXlrMc
Los kilos extra influyen en el trastorno bipolar. Descubre por qué #salud #obesidad https://t.co/sci7FDB1PD https://t.co/Tn6eb5a44T
¿La rotación de residentes es un peligro para los pacientes? #salud #galenox https://t.co/AKw4C7iYc5 https://t.co/NHZ4KCOy8C

Políticas de privacidad - Términos de Uso

Galenox.com - ¡Tu colega siempre en línea!

REGISTRO