Galenox.com
Registrese en Galenox.com

style Fármacos - MEVACOR

 

MEVACOR

MEVACOR TABLETAS
Hipocolesterolemiante
MERCK SHARP & DOHME DE MEXICO, S.A. de C.V..

 

- DENOMINACION GENERICA
- FORMA FARMACEUTICA Y FORMULACION
- INDICACIONES TERAPEUTICAS
- FARMACOCINETICA Y FARMACODINAMIA EN HUMANOS
- CONTRAINDICACIONES
- PRECAUCIONES GENERALES
- RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA
- REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS
- INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GENERO
- ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO
- PRECAUCIONES EN RELACION CON EFECTOS DE CARCINOGENESIS, MUTAGENESIS, TERATOGENESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD
- DOSIS Y VIA DE ADMINISTRACION
- MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACION O INGESTA ACCIDENTAL
- PRESENTACIONES
- RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO
- LEYENDAS DE PROTECCION
- LABORATORIO Y DIRECCION
- NUMERO DE REGISTRO Y CLAVE IPPA

 

DENOMINACION GENERICA:

Lovastatina.

FORMA FARMACEUTICA Y FORMULACION:

Cada tableta contiene:

Lovastatina.............................. 20 mg

Excipiente, cbp..................... 1 tableta

INDICACIONES TERAPEUTICAS:

Disminución de las concentraciones elevadas de colesterol total y colesterol de lipoproteínas de baja densidad (LDL) en pacientes con hipercolesterolemia primaria, cuando ha sido insuficiente la respuesta a la dieta y a otras medidas no farmacológicas solas. MEVACOR®† reduce el colesterol total y el colesterol de las LDL y aumenta el colesterol de lipoproteínas de alta densidad (HDL), por lo que disminuye las relaciones colesterol total/colesterol de HDL y colesterol de LDL/colesterol de HDL.

Disminución de las concentraciones elevadas de colesterol en pacientes con hipercolesterolemia e hipertrigliceridemia combinadas, cuando la hipercolesterolemia es la anormalidad más importante.

Tratamiento para retardar la progresión de la aterosclerosis coronaria en pacientes con cardiopatía coronaria.

Pacientes pediátricos (10 a 17 años de edad) con hipercolesterolemia familiar heterocigótica: MEVACOR®† está indicado, como complemento de la dieta, para reducir los niveles de colesterol total, colesterol de LDL y apolipoproteína B en jóvenes adolescentes de sexo masculino y jóvenes adolescentes de sexo femenino con por lo menos un año post-menarquia, de 10 a 17 años de edad, con hipercolesterolemia familiar heterocigótica.

FARMACOCINETICA Y FARMACODINAMIA EN HUMANOS:

La lovastatina es una lactona que in vivo es convertida rápidamente por hidrólisis en el ?-hidroxiácido correspondiente, el cual es un potente inhibidor de la reductasa de la 3-hidroxi-3-metilglutaril-coenzima A (HMG-CoA). Esta inhibición de la reductasa es la base para determinar en los estudios farmacocinéticos los metabolitos ?-hidroxiácidos (inhibidores activos) y, después de la hidrólisis de la base, los inhibidores activos más los inhibidores latentes (inhibidores totales) presentes en el plasma tras la administración de lovastatina.

En el hombre, después de la administración de una dosis oral de lovastatina marcada con 14C, 10% de la dosis fue excretada con la orina y 83% con las heces. Esta última parte representa los equivalentes del medicamento absorbido que fueron excretados con la bilis y el medicamento no absorbido. La absorción de la lovastatina, calculada en relación con una dosis intravenosa de referencia en cuatro especies de animales, fue en promedio de alrededor de 30% de la dosis oral administrada. Estudios realizados en perros indicaron que la disponibilidad del medicamento absorbido hacia la circulación general estaba limitada por una considerable extracción de primer paso en el hígado, su punto primario de acción, con excreción posterior de equivalentes del medicamento en la bilis. En un estudio con dosis únicas en cuatro pacientes hipercolesterolémicos se calculó que menos de 5% de una dosis oral de lovastatina llegaba a la circulación general en forma de inhibidores activos. Más de 95% de la lovastatina y de su metabolito ?-hidroxiácido se unen a las proteínas plasmáticas humanas. Los estudios en animales demostraron que la lovastatina atraviesa las barreras hematoencefálica y placentaria.

Los principales metabolitos activos de la lovastatina que se encuentran en el plasma humano son el ?-hidroxiácido y sus derivados 6'-hidroxi-, 6'-hidroximetil- y 6'-exometilén-. Tanto los inhibidores activos como los totales alcanzaron sus concentraciones plasmáticas máximas dos a cuatro horas después de la administración de la dosis. Las concentraciones plasmáticas de los inhibidores aumentaron linealmente con la dosis hasta los 120 mg de lovastatina. Con un régimen de dosificación de una dosis al día, las concentraciones plasmáticas de inhibidores totales entre las dosis alcanzaron su estado de equilibrio entre el segundo y el tercer días de tratamiento y fueron en promedio unas 1.5 veces mayores que las producidas por una dosis única. Cuando la lovastatina fue administrada en ayunas, las concentraciones plasmáticas de los inhibidores tanto activos como totales fueron en promedio aproximadamente 33% menores que las que se encontraron cuando se administró la lovastatina inmediatamente después de una comida estándar de prueba.

En un estudio en pacientes con insuficiencia renal intensa (depuración de la creatinina de 10 a 30 ml/min), las concentraciones plasmáticas de inhibidores totales después de una sola dosis de lovastatina fueron aproximadamente el doble que las obtenidas en voluntarios sanos.

Aun cuando el mecanismo no se conoce en su totalidad, la ciclosporina ha demostrado incrementar el ABC de los inhibidores de la HMG-CoA reductasa. El incremento de ABC de la lovastatina libre se debe presumiblemente, en parte, a la inhibición de CYP3A4.

El riesgo de miopatía se incrementa con niveles elevados de actividad inhibitoria de la reductasa de la HMG-CoA en plasma. Los potentes inhibidores de CIP3A4 pueden aumentar los niveles plasmáticos de la actividad inhibitoria de la reductasa de la HMG-CoA e incrementar el riesgo de miopatía (ver Precauciones generales, Miopatía/rabdomiólisis y Interacciones medicamentosas).

No se conocen las vías específicas del metabolismo del ácido fusídico en el hígado. Sin embargo, se sospecha una interacción entre el ácido fusídico y los inhibidores de la reductasa de la HMG CoA que son metabolizados por el CYP 3A4.

CONTRAINDICACIONES:

·      Hipersensibilidad a cualquier componente de este producto.

·      Enfermedad hepática activa o aumento persistente inexplicable de las transaminasas séricas.

·      Embarazo y lactancia (ver Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia).

PRECAUCIONES GENERALES:

Miopatía/rabdomiólisis: La lovastatina, como otros inhibidores de la reductasa de la HMG-CoA, ocasionalmente causa miopatía, la cual se manifiesta como dolor muscular, hiperestesia o debilidad asociados con aumento de la cinasa de la creatina (más de diez veces el límite superior normal [LSN]). La miopatía algunas veces se presenta como rabdomiólisis con o sin insuficiencia renal aguda secundaria a mioglobinuria, y rara vez han ocurrido fallecimientos. El riesgo de miopatía puede incrementar con niveles elevados de actividad inhibitoria de la reductasa de la HMG-CoA en plasma.

El riesgo de miopatía/rabdomiólisis se incrementa por administrar al mismo tiempo lovastatina con:

·      Potentes inhibidores de la CIP3A4: por ejemplo, itraconazol, ketoconazol, eritromicina, claritromicina, telitromicina, inhibidores de la proteasa del HIV, o nefazodona, particularmente con dosis altas de lovastatina (ver más adelante Interacciones medicamentosas, Interacciones con el CIP3A4; Farmacocinética y farmacodinamia en humanos).

·      Reductores de lípidos que pueden causar miopatía cuando se administran solos: Gemfibrozil, otros fibratos, o niacina a dosis reductoras de colesterol (? 1 g/día); particularmente con dosis altas de lovastatina (ver más adelante Interacciones medicamentosas, Interacciones con reductores de lípidos que pueden causar miopatía cuando se administran solos).

Otros medicamentos: Ciclosporina o danazol específicamente con altas dosis de lovastatina (ver Interacciones medicamentosas. Interacciones con otros medicamentos; Farmacocinética y farmacodinamia en humanos).

Amiodarona o verapamil: El riesgo de miopatía/rabdomiólisis se incrementa cuando la amiodarona o el verapamil, se administran al mismo tiempo que dosis altas de miembros de clases terapéuticas estrechamente relacionadas con inhibidores de la reductasa de la HMG-CoA (ver Interacciones medicamentosas, Interacciones con otros medicamentos).

Acido fusídico: El riesgo de miopatía puede incrementarse cuando se usa el ácido fusídico en forma concomitante con miembros estrechamente relacionados a los inhibidores de la reductasa de la HMG-CoA (ver Miopatía/rabdomiólisis en Precauciones generales y Farmacocinética y farmacodinamia en humanos).

Como ocurre con otros inhibidores de la HMG-CoA reductasa, el riesgo de miopatía/rabdomiólisis se relaciona con la dosis. En un estudio (EXCEL) en el que los pacientes fueron cuidadosamente vigilados y algunos medicamentos fueron excluidos, sólo hubo un caso de miopatía en 4,933 pacientes distribuidos al azar a lovastatina 20 a 40 mg diarios por 48 semanas, y 4 casos en 1,649 pacientes distribuidos al azar al grupo de 80 mg.

En consecuencia:

1.                 La administración concomitante de lovastatina con potentes inhibidores del CIP3A4 (por ejemplo; itraconazol, ketoconazol, eritromicina, claritromicina, telitromicina, inhibidores de la proteasa del HIV o nefazodona debe evitarse. Si no se puede evitar el tratamiento con itraconazol, ketoconazol, eritromicina, claritromicina, o telitromicina, se debe suspender la administración de lovastatina durante el tiempo que dure ese tratamiento. El uso concomitante de dosis de otros medicamentos considerados como potentes inhibidores de la CIP3A4 debe evitarse a menos que el beneficio clínico del tratamiento combinado justifique el riesgo.

2.                 En pacientes que reciben tratamiento concomitante con ciclosporina, danazol, gemfibrozil, otros fibratos o niacina a dosis reductoras de colesterol (? 1 g/día) la dosis de lovastatina no debe exceder a 20 mg diarios. Debe evitarse la combinación de lovastatina con gemfibrozil, a menos que el beneficio de modificar los lípidos justifique el aumento del riesgo al combinar esos medicamentos. Los beneficios de usar lovastatina en pacientes que reciben otros fibratos, niacina, ciclosporina o danazol deben ser cuidadosamente valorados en relación a los riesgos de combinar esos medicamentos. Añadir fibratos o niacina al tratamiento con lovastatina, regularmente no procura reducciones adicionales en el C-LDL, pero sí contribuye a mayores reducciones de los TG y a aumentos mayores del C-HDL. En estudios pequeños, de corta duración y vigilados cuidadosamente, la combinación de fibratos o niacina con dosis bajas de lovastatina no ha producido miopatía.

3.                 En pacientes que reciben tratamiento concomitante con amiodarona o verapamil la dosis de lovastatina no debe exceder a 40 mg diarios. Debe evitarse la combinación de dosis mayores de 40 mg de lovastatina con amiodarona o verapamil, a menos que el beneficio clínico justifique aumentar el riesgo de miopatía.

4.                 Los pacientes que reciben ácido fusídico y lovastatina deben ser vigilados estrechamente. Se puede considerar la suspensión temporal del tratamiento con lovastatina.

5.                 Todos los pacientes que inician tratamiento con lovastatina, o a quienes se les aumenta la dosis, deben ser advertidos sobre el riesgo de miopatía e indicarles que informen enseguida si sienten dolor, hiperestesia o debilidad musculares inexplicables. El tratamiento con lovastatina debe suspenderse si se diagnostica o sospecha miopatía. La presencia de esos síntomas y/o aumentos de los niveles de cinasa de la creatina mayores de 10 el LSN indican miopatía. En la mayoría de los casos, cuando los pacientes suspendieron enseguida el tratamiento, se resolvieron los síntomas musculares y los niveles de cinasa de la creatina. Puede considerarse determinar periódicamente los niveles de cinasa de la creatina en pacientes que inician o a quienes se les aumenta la dosis de lovastatina, aunque ello no asegura que se prevenga el desarrollo de miopatía.

6.                 Muchos de los pacientes que han desarrollado rabdomiólisis con el tratamiento con lovastatina han tenido historial médico complicado, incluyendo insuficiencia renal usualmente secundaria a diabetes mellitus de larga evolución. Tales pacientes requieren una vigilancia estrecha. El tratamiento con lovastatina debe suspenderse temporalmente pocos días antes de una cirugía mayor electiva y cuando cualquier cirugía o condición médica mayor acontezca.

Efectos hepáticos: En los ensayos clínicos iniciales, unos cuantos pacientes presentaron aumentos marcados de las transaminasas (hasta más del triple del límite superior de los valores normales) tres a doce meses después de iniciar el tratamiento con MEVACOR®†, pero sin ictericia ni ningún otro síntoma o signo. No hubo ningún indicio de hipersensibilidad. Una biopsia de hígado realizada en uno de esos casos mostró hepatitis focal leve. Algunos de esos pacientes tenían pruebas de funcionamiento hepático anormales antes del tratamiento con lovastatina y/o consumían cantidades considerables de alcohol. En los casos en que se interrumpió o suspendió la administración del medicamento al aumentar las transaminasas, incluyendo aquél en que se hizo biopsia de hígado, las concentraciones de las transaminasas disminuyeron lentamente hasta sus valores anteriores al tratamiento.

En el estudio EXCEL de 48 semanas en 8,245 pacientes, la frecuencia de los aumentos marcados de las transaminasas (a más del triple del límite superior de los valores normales) en pruebas sucesivas fue de 0.1% con el placebo, y de 0.1% con 20 mg diarios de lovastatina, 0.9% con 40 mg diarios, y 1.5% con 80 mg diarios. (Ver Información complementaria, Farmacología clínica)

Es recomendable realizar pruebas de función hepática antes de iniciar el tratamiento en pacientes con antecedentes de enfermedad hepática, o cuando lo indiquen otras razones clínicas. Es recomendable realizar pruebas de función hepática en todos los pacientes antes de usar 40 mg o más al día y de ahí en adelante cuando esté clínicamente indicado.

Si las concentraciones de las transaminasas séricas aumentan hasta más del triple del límite superior de sus valores normales, se debe comparar el riesgo potencial de continuar la administración de MEVACOR®† con los beneficios que se espera obtener. Se debe repetir la medición de las transaminasas poco tiempo después, y si no han disminuido se debe suspender la administración del medicamento.

Como ha sucedido con otros agentes reductores de los lípidos, durante el tratamiento con MEVACOR®† se han observado aumentos moderados (a menos del triple del límite superior de los valores normales) de las transaminasas séricas (ver Reacciones secundarias). Esos aumentos aparecieron poco después de iniciar el tratamiento con MEVACOR®†, generalmente fueron pasajeros, no se acompañaron de ningún síntoma y no hicieron necesario interrumpir el tratamiento.

MEVACOR®† debe ser empleado con precaución en pacientes que consumen grandes cantidades de alcohol y/o tienen antecedentes de enfermedad hepática. La enfermedad hepática activa o aumentos persistentes inexplicables de transaminasas en suero, son una contraindicación para su uso (ver Contraindicaciones).

Evaluaciones oftalmológicas: En ausencia de cualquier tratamiento farmacológico, es de esperarse que la frecuencia de opacidades del cristalino aumente al paso del tiempo, como resultado del envejecimiento. Los datos actuales a largo plazo de los estudios clínicos no indican ningún efecto adverso de la lovastatina sobre el cristalino humano.

Empleo en niños: La seguridad y eficacia de lovastatina en pacientes de 10 a 17 años de edad con hipercolesterolemia familiar heterocigótica, ha sido evaluada en estudios clínicos controlados de 48 semanas de duración en jóvenes adolescentes de sexo masculino y en estudios clínicos controlados de 24 semanas de duración en jóvenes adolescentes de sexo femenino con al menos un año post-menarquia. Los pacientes tratados con lovastatina tuvieron un perfil de efectos colaterales similar al de los pacientes tratados con placebo. Dosis mayores de 40 mg no han sido estudiadas en esta población. En los estudios controlados no se observaron efectos en el crecimiento o maduración sexual en los jóvenes adolescentes de sexo masculino o en el ciclo menstrual de las jóvenes adolescentes (ver Dosis y vía de administración, Reacciones secundarias y adversas, Información complementaria, Farmacología clínica). Las jóvenes adolescentes deben ser aconsejadas con métodos anticonceptivos adecuados mientras estén bajo tratamiento con lovastatina (ver Contraindicaciones y Embarazo en Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia). La lovastatina no ha sido estudiada en pacientes en pre-pubertad o en pacientes menores de 10 años de edad.

Pacientes de edad avanzada: En un estudio controlado en pacientes mayores de 60 años, la eficacia de MEVACOR®† fue similar a la observada en el total de pacientes tratados y no hubo ningún aumento apreciable de la frecuencia de efectos adversos clínicos o de laboratorio.

Hipercolesterolemia familiar homocigótica: En los raros casos de hipercolesterolemia familiar homocigótica MEVACOR®† fue menos eficaz, debido posiblemente a que esos pacientes no tienen receptores LDL funcionales. Al parecer, en estos pacientes homocigóticos es más probable que MEVACOR®† aumente las transaminasas séricas (ver Reacciones secundarias).

Hipertrigliceridemia: MEVACOR tiene sólo un efecto moderado para disminuir los triglicéridos, por lo que no está indicado cuando la hipertrigliceridemia es la anormalidad más importante (o sea, en las hiperlipemias de los tipos I, IV y V).

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA:

Embarazo: MEVACOR®† está contraindicado durante el embarazo.

No se ha establecido la seguridad en mujeres embarazadas, ni se han realizado estudios clínicos controlados con lovastatina en mujeres embarazadas. Se han recibido reportes excepcionales de anormalidades congénitas tras la exposición intrauterina a inhibidores de la HMG-CoA reductasa. Sin embargo, en un análisis prospectivo de aproximadamente 200 embarazos de mujeres que recibieron MEVACOR®† u otro inhibidor de la HMG-CoA reductasa relacionado durante el primer trimestre del embarazo, la incidencia de anormalidades congénitas fue comparable a lo observado en la población en general. Este número de embarazos fue estadísticamente suficiente para arrojar una incidencia de anormalidades congénitas más de 2.5 veces respecto a la incidencia general.

Aunque no hay evidencia de que la incidencia de anormalidades congénitas en hijos de pacientes que tomaron MEVACOR®† u otro inhibidor de la HMG-CoA reductasa relacionado difiera de la observada en la población general, el tratamiento con MEVACOR®† puede reducir los niveles fetales de mevalonato que son precursores de la biosíntesis de colesterol. La aterosclerosis es un proceso crónico y, la suspensión de la administración de medicamentos reductores de los lípidos durante el embarazo debe tener poco efecto sobre los riesgos a largo plazo asociados con la hipercolesterolemia primaria. Por estas razones, MEVACOR®† no debe ser administrado a mujeres que estén embarazadas, que intenten embarazarse o que se sospeche que lo estén. Se debe suspender el tratamiento con MEVACOR®† durante el embarazo o hasta que se determine que la mujer no está embarazada. (Ver Contraindicaciones)

Madres lactantes: No se sabe si MEVACOR®† es excretado con la leche humana. Como muchos medicamentos sí son excretados por esa vía, y debido al riesgo de efectos colaterales graves, las madres que estén tomando MEVACOR®† no deben amamantar a sus hijos (ver Contraindicaciones).

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS:

MEVACOR®† es generalmente bien tolerado; la mayor parte de los efectos colaterales observados han sido leves y pasajeros.

En los estudios clínicos controlados, los efectos colaterales (considerados posible, probable o claramente relacionados con el medicamento) que tuvieron una frecuencia mayor de 1% fueron: Flatulencia, diarrea, estreñimiento, náusea, dispepsia, mareo, visión borrosa, cefalea, calambres musculares, mialgias, erupción cutánea, y dolor abdominal. En los pacientes que recibieron medicamentos testigos activos, la frecuencia de los efectos colaterales gastrointestinales fue similar o mayor. Otros efectos colaterales, que ocurrieron en 0.5 a 1.0% de los pacientes, fueron: Fatiga, prurito, sequedad de boca, insomnio, trastornos del sueño y disgeusia.

Ha habido raros casos de miopatía y de rabdomiólisis.

En la extensión de la evaluación clínica de la lovastatina durante 48 semanas (estudio EXCEL) en la que se comparó la lovastatina con un placebo, las reacciones adversas notificadas fueron similares a las de los estudios iniciales, y su frecuencia no fue significativamente diferente con MEVACOR®† y con el placebo.

Desde la salida del medicamento al mercado se han observado los siguientes efectos colaterales adicionales: Hepatitis, ictericia colestática, vómito, anorexia, parestesias, neuropatía periférica, trastornos psíquicos incluyendo ansiedad, alopecia, necrólisis epidérmica tóxica, y eritema multiforme, incluyendo el síndrome de Stevens-Johnson.

En raros casos, se ha observado un aparente síndrome de hipersensibilidad que ha incluido uno o más de los siguientes trastornos: Anafilaxis, edema angioneurótico, síndrome lupoide, polimialgia reumática, dermatomiosistis, vasculitis, trombocitopenia, leucopenia, eosinofilia, anemia hemolítica, prueba de anticuerpos antinucleares positiva, aumento de la velocidad de sedimentación globular, artritis, artralgia, urticaria, astenia, fotosensibilidad, fiebre, rubefacción, escalofríos, disnea y malestar general.

Pacientes pediátricos (10 a 17 años): En un estudio controlado de 48 semanas en jóvenes adolescentes de sexo masculino con hipercolesterolemia familiar heterocigótica (n=132) y en un estudio controlado de 24 semanas en jóvenes adolescentes de sexo femenino con al menos un año post-menarquia con hipercolesterolemia familiar heterocigótica (n=54), el perfil de seguridad y tolerabilidad de los grupos tratados con MEVACOR®† (10 a 40 mg diarios) fue generalmente similar a los grupos tratados con placebo (ver Precauciones generales, Empleo en niños; Información complementaria, Farmacología clínica).

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GENERO:

Interacciones con el CIP3A4: La lovastatina es metabolizada por el CIP3A4 pero no tiene actividad inhibitoria en el CIP3A4; por ello, no es de esperar que se afecten las concentraciones plasmáticas de otros medicamentos metabolizados por el CIP3A4. Los potentes inhibidores del CIP3A4 que se mencionan a continuación incrementan el riesgo de miopatía al reducir la eliminación de la lovastatina.

Ver Precauciones generales, Miopatía/rabdomiólisis y Farmacocinética y farmacodinamia en humanos.

·      Itraconazol.

·      Ketoconazol.

·      Eritromicina.

·      Claritromicina.

·      Telitromicina.

·      Inhibidores de la proteasa del HIV.

·      Nefazodona.

Interacciones con reductores de lípidos que pueden causar miopatía cuando se administran solos: El riesgo de miopatía también se incrementa con los siguientes medicamentos reductores de lípidos, que no son potentes inhibidores del CIP3A4, pero que pueden causar miopatía cuando se administran solos.

Ver Precauciones generales, Miopatía/rabdomiólisis.

·      Gemfibrozil.

·      Otros fibratos.

·      Niacina (ácido nicotínico) (?1 g/día)

Interacciones con otros medicamentos:

Ciclosporina o danazol: El riesgo de miopatía/rabdomiólisis se incrementa cuando se coadministra ciclosporina o danazol específicamente con dosis altas de lovastatina (ver Precauciones generales, Miopatía/rabdomiólisis; Farmacocinética y farmacodinamia en humanos).

Amiodarona o verapamil: El riesgo de miopatía/rabdomiólisis se incrementa cuando la amiodarona o el verapamil, se administran al mismo tiempo con dosis altas de miembros de clases terapéuticas estrechamente relacionadas con inhibidores de la reductasa de la HMG-CoA (ver Precauciones generales, Miopatía/rabdomiólisis).

Acido fusídico: El riesgo de miopatía puede incrementarse cuando se usa el ácido fusídico en forma concomitante con miembros estrechamente relacionados a los inhibidores de la reductasa de la HMG-CoA (ver Miopatía/rabdomiólisis en Precauciones generales y Farmacocinética y farmacodinamia en humanos).

Otras interacciones: El jugo de toronja contiene uno o más componentes que inhiben el CIP3A4 y puede incrementar las concentraciones plasmáticas de los medicamentos que son metabolizados por el CIP3A4. El efecto de un consumo regular (un vaso diario de 250 ml) es mínimo (34% de aumento de la actividad inhibitoria de la reductasa de la HMG-CoA en plasma medida por el tiempo de concentración debajo del área bajo la curva) y no tiene relevancia clínica. Sin embargo, cantidades mucho mayores (más de 1 litro al día) deben evitarse porque incrementan significativamente los niveles de la actividad inhibitoria de la reductasa de la HMG-CoA durante el tratamiento con lovastatina (ver Precauciones generales, Miopatía/rabdomiólisis).

Derivados cumarinicos: En algunos pacientes que ya están tomando anticoagulantes cumarínicos, la coadministración de lovastatina puede aumentar el tiempo de protrombina. Se recomienda que en los pacientes que toman anticoagulantes se determine el tiempo de protrombina antes de iniciar el tratamiento con lovastatina y con suficiente frecuencia durante el principio del tratamiento para asegurar que no ocurra ninguna alteración importante del tiempo de protrombina. Una vez que se haya comprobado que el tiempo de protrombina es estable, se puede seguir vigilándolo a los intervalos usualmente recomendados en los pacientes tratados con esos anticoagulantes. Si se cambia la dosis de lovastatina se debe repetir el mismo procedimiento. En pacientes que no estaban tomando anticoagulantes el tratamiento con lovastatina no se ha asociado con sangrado o con cambios del tiempo de protrombina.

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO:

Se han observado en raros casos aumentos marcados y persistentes de las transaminasas séricas (ver Precauciones generales), y otras anormalidades de las pruebas de funcionamiento hepático como aumentos de la CC y de la bilirrubina. También se han observado aumentos de la fosfocinasa de la creatina en el suero (atribuibles a la fracción no cardiaca de la CC), que por lo general han sido leves y pasajeros y sólo rara vez considerables (ver Precauciones generales, Miopatía/rabdomiólisis).

PRECAUCIONES EN RELACION CON EFECTOS DE CARCINOGENESIS, MUTAGENESIS, TERATOGENESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD:

Toxicología animal: La DL50 por vía oral de la lovastatina en ratones es de 20 g/kg.

Carcinogénesis y mutagénesis: No se observó ningún indicio de efecto tumorigénico en un estudio de 24 meses en ratas que recibieron hasta 180 mg/kg/día de lovastatina (157 veces mayor que la dosificación máxima recomendada en seres humanos [DMRH] de 80 mg diarios en una persona de 70 kg de peso).

En un estudio sobre carcinogenicidad de 21 meses de duración en ratones, se observó un aumento significativo (p

Además, también aumentó la frecuencia de papilomas de la mucosa gástrica no glandular en los ratones que recibieron 100 y 500 mg/kg/día (aproximadamente 90 y 450 veces la DMRH, respectivamente), pero no con la dosificación de 20 mg/kg/día. La mucosa glandular no fue afectada. (El estómago humano contiene únicamente mucosa glandular). Es importante el hecho de que existe una gran asociación entre ese cambio y la hiperplasia del epitelio escamoso (acantosis) de esa región; la acantosis es un cambio característico observado en la mucosa gástrica no glandular de los roedores tratados con inhibidores de la reductasa de la HMG-CoA, y lo más probable es que sea resultado de la inhibición de la reductasa en ese tejido. En el esófago y la unión anorrectal del ratón y de la rata existe un epitelio escamoso similar, pero no se observó ninguna respuesta hiperplásica en esos tejidos en estudios de hasta 21 meses de duración en ratones que recibieron hasta 500 mg/kg/día (450 veces la DMRH), ni en ratas que recibieron 180 mg/kg/día (157 veces la DMRH) durante 24 meses.

Se observó un aumento estadísticamente significativo (p

No se observó ningún indicio de mutagenicidad en una prueba microbiana de mutágenos en la que se usaron cepas mutantes de Salmonella typhimurium con o sin activación metabólica con hígado de rata o de ratón. Tampoco se encontraron indicios de trastorno del material genético en una prueba de elución alcalina in vitro con hepatocitos de rata o de ratón, un estudio progresivo de mutación en células V-79 de mamífero, un estudio de aberración cromosómica in vitro en células de ovario de hámster chino, y un estudio de aberración cromosómica in vivo en médula ósea de ratón. Estos datos indican que las alteraciones observadas en el estudio con ratones no representan un efecto carcinógeno primario del medicamento.

Estudios de teratogenicidad y reproducción: En ratas embarazadas se ha observado que la dosificación de lovastatina a dosis de 80 y 400 mg/kg/día (10 y 52 veces la dosis terapéutica recomendada respecto al área de superficie corporal en mg/m2) reduce los niveles plasmáticos de mevalonato en el feto. Estudios sobre el desarrollo en ratones y ratas con dosis orales diarias de 80 mg/kg/día (5 y 10 veces, respectivamente, la dosis terapéutica recomendada respecto al área de superficie corporal en mg/m2) no mostraron efectos en la incidencia de malformaciones congénitas. En ratones, la dosis oral de 800 mg/kg/día (47 veces la dosis terapéutica recomendada respecto al área de superficie corporal en mg/m2) resultó en un ligero incremento en la incidencia de malformaciones del esqueleto respecto a los controles, pero la incidencia de estas malformaciones estuvo dentro del rango observado espontáneamente en la descendencia de esos ratones. Sin embargo, en ratas que recibieron una dosis oral de 800 mg/kg/día (103 veces la dosis terapéutica recomendada respecto al área de superficie corporal en mg/m2) la incidencia de malformaciones del esqueleto fue mayor respecto a los controles. Estudios realizados subsecuentemente con dosis de hasta 800 mg/kg/día (103 veces la dosis terapéutica recomendada respecto al área de superficie corporal en mg/m2) mostraron que esas malformaciones del esqueleto fueron consecuencia de una toxicidad en la madre (lesiones del estómago anterior asociadas con pérdida de peso de la madre) peculiar de los roedores, y que fue muy poco probable que hayan sido debidas a efectos directos en el desarrollo del feto. No se observó toxicidad en el desarrollo en conejos con dosis máximas toleradas de 15 mg/kg/día (aproximadamente dos veces la dosis terapéutica recomendada respecto al área de superficie corporal en mg/m2).

En los estudios con ratas no se observó ningún efecto del medicamento sobre la fertilidad, y se encontró que la lovastatina era excretada con la leche.

DOSIS Y VIA DE ADMINISTRACION:

Antes de iniciar el tratamiento con MEVACOR®† se debe poner al paciente bajo una dieta estándar para reducir el colesterol, y se debe continuar esa dieta durante todo el tratamiento.

Hipercolesterolemia: La dosificación inicial usual es de 20 mg diarios, administrados en una sola dosis con la cena. Se ha comprobado que las dosis diarias únicas son más eficaces si se administran con la cena que con el desayuno, debido quizás a que la síntesis del colesterol ocurre principalmente durante la noche. En los pacientes con hipercolesterolemia leve o moderada se puede iniciar el tratamiento con 10 mg diarios de MEVACOR®†. Los ajustes de la dosificación, si son necesarios, se deben hacer a intervalos de no menos de cuatro semanas, hasta un máximo de 80 mg diarios, administrados en una sola dosis (con la cena) o en dos dosis (con el desayuno y la cena). La distribución de la dosis diaria en dos tomas tiende a ser un poco más eficaz que en una sola toma al día.

Se debe reducir la dosificación de MEVACOR®† si la concentración de colesterol de LDL disminuye hasta menos de 75 mg/dl (1.94 mmol/lt.) o la concentración de colesterol total en el plasma disminuye hasta menos de 140 mg/dl (3.6 mmol/lt.).

Aterosclerosis coronaria: En los ensayos sobre aterosclerosis coronaria con MEVACOR®† solo o con tratamiento concomitante, las dosificaciones empleadas fueron de 20 a 80 mg diarios, en una o en dos dosis. En los dos ensayos con MEVACOR®† solo, se redujo la dosificación si el colesterol total del plasma disminuía hasta menos de 110 mg/dl (2.85 mmol/lt.) o si el colesterol de LDL disminuía hasta menos de 80 mg/dl (2.1 mmol/lt.).

Tratamiento concomitante: MEVACOR®† es eficaz solo o en combinación con secuestradores de ácidos biliares.

En pacientes que estén recibiendo al mismo tiempo que MEVACOR®† ciclosporina, danazol, gemfibrozil y otros fibratos o niacina a dosis reductoras de colesterol (? 1 g/día), la dosis de MEVACOR®† no debe exceder de 20 mg diarios. En pacientes que están tomando al mismo tiempo que MEVACOR®† amiodarona o verapamil, la dosis de MEVACOR no debe exceder de 40 mg diarios. (Ver Precauciones generales, Miopatía/rabdomiólisis y Interacciones medicamentosas)

Dosificación en la insuficiencia renal: Como MEVACOR®† no es excretado por vía renal en proporción significativa, no debe ser necesario modificar la dosificación en pacientes con insuficiencia renal moderada.

En pacientes con insuficiencia renal intensa (depuración de la creatinina

Dosis en pacientes pediátricos (10 a 17 años de edad) con hipercolesterolemia familiar heterocigótica: El rango de dosis recomendada es de 10 a 40 mg/día; la dosis máxima recomendada es de 40 mg/día. La dosis debe individualizarse de acuerdo al objetivo del tratamiento (ver Información complementaria, Farmacología clínica, Estudios Clínicos en Pacientes Pediátricos (10 a 17 años de edad)). Los pacientes que requieren reducciones de 20% o más de C-LDL para alcanzar su objetivo, deben iniciar con 20 mg/día de MEVACOR®†. Una dosis de inicio de 10 mg debe ser considerada para aquellos pacientes que requieren de reducciones menores.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACION O INGESTA ACCIDENTAL:

Hasta que se obtenga más experiencia, no se puede recomendar ningún tratamiento específico de la sobredosificación de MEVACOR®†. Se deben aplicar medidas generales y vigilar la función hepática.

Actualmente se desconoce si la lovastatina y sus metabolitos son dializables.

Cinco voluntarios sanos tomaron hasta 200 mg de lovastatina en una sola dosis y no sufrieron ningún trastorno de importancia clínica. Se han notificado unos cuantos casos de sobredosificación accidental; ninguno de esos pacientes presentó síntomas específicos, y todos se recuperaron sin secuelas. La mayor cantidad ingerida fue de 5 a 6 g.

PRESENTACIONES:

Caja con 30 tabletas con 20 mg.

Caja con 14 tabletas de 10 y 20 mg.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO:

Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar seco. Protéjase de la luz.

LEYENDAS DE PROTECCION:

Literatura exclusiva para médicos. No se deje al alcance de los niños.

IPC-MVC-T-082006.

Información complementaria:

Farmacología clínica: La participación del colesterol de las LDL en la aterogénesis ha quedado bien documentada en estudios clínicos y patológicos, así como en muchos experimentos con animales. Los estudios epidemiológicos han demostrado que tanto las concentraciones altas de colesterol de las LDL como las concentraciones bajas de colesterol de las HDL son factores de riesgo de cardiopatía coronaria.

Durante mucho tiempo ha sido motivo de controversia la utilidad de reducir las concentraciones plasmáticas de colesterol por medio de medicamentos y/o dieta, pero recientemente ha quedado demostrado el efecto beneficioso de reducir el colesterol de las LDL sobre la morbilidad y la mortalidad por cardiopatía coronaria.

El Estudio sobre la Prevención Primaria de Trastornos Coronarios de las Clínicas de Investigación sobre Lípidos de Estados Unidos, realizado por el método doble ciego controlado con placebo durante siete años, demostró que la disminución del colesterol de las LDL mediante dieta y colestiramina redujo la frecuencia combinada de muertes por cardiopatía coronaria e infartos del miocardio no mortales.

Se ha comprobado que MEVACOR®† reduce las concentraciones de colesterol de las LDL, tanto las normales como las elevadas. Las LDL se forman a partir de las lipoproteínas de muy baja densidad (VLDL) y son catabolizadas principalmente por medio de los receptores LDL de gran afinidad. El mecanismo por el que MEVACOR®† reduce las LDL puede incluir tanto una disminución de la concentración de colesterol de las VLDL como la inducción de receptores LDL, dando por resultado una disminución de la producción y un aumento del catabolismo del colesterol de las LDL. También la apolipoproteína B disminuye considerablemente durante el tratamiento con MEVACOR®†. Como cada partícula de LDL contiene una molécula de apolipoproteína B, y ésta es muy escasa en otras lipoproteínas, lo anterior sugiere fuertemente que MEVACOR®† no sólo causa una pérdida de colesterol de las LDL, sino que también disminuye las LDL circulantes. Además, MEVACOR®† redujo el colesterol de las VLDL, aumentó moderadamente el colesterol de las HDL y disminuyó los triglicéridos del plasma (tablas I y II). Como resultado de esos cambios, disminuyeron las relaciones colesterol total/colesterol de HDL y colesterol de LDL/colesterol de HDL.

 

Tabla I. Estudio sobre hipercolesterolemia familiar relación dosis/respuesta a MEVACOR®†
(Porcentaje de cambio de los valores iniciales después de 6 semanas de tratamiento)

Dosificación
diaria

C total

C de LDL

C de HDL

C de LDL/
C de HDL

C total/
C de HDL

TG

(promedio)

(promedios)

(promedio)

(promedio)

(media)

Placebo

-1

-2

+1

-1

0

+3

MEVACOR®†
20 mg*
40 mg*
10 mg x 2
20 mg x 2
40 mg x 2


-18
-24
-22
-27
-34


-19
-27
-25
-31
-39


+10
+10
+6
+12
+8


-26
-32
-28
-38
-43


-24
-29
-25
-34
-38


-7
-22
-11
-18
-12

 

C = Colesterol.

LDL = Lipoproteínas de baja densidad.

HDL = Lipoproteínas de alta densidad.

VLDL = Lipoproteínas de muy baja densidad.

TG = Triglicéridos.

* Una vez al día, por la noche.

Tabla II. Estudio sobre hipercolesterolemia
no familiar relación dosis/respuesta a MEVACOR
®†
(Porcentaje de cambio de los valores iniciales después de seis semanas de tratamiento)

Dosificación
diaria

C total

C de LDL

C de HDL

C de LDL/
C de HDL

C total/
C de HDL

C de VLDL

TG

(promedio)

(promedios)

(promedio)

(promedio)

(media)

Placebo

+5

+9

+4

+7

+3

-14

-3

MEVACOR®†
20 mg*
40 mg*
10 mg x 2
20 mg x 2
40 mg x 2


-18
-19
-18
-29
-32


-22
-21
-24
-34
-39


+11
+4
+3
+6
+13


-29
-20
-25
-36
-46


-24
-19
-20
-31
-39


-30
-31
-2
-31
-31


-17
-20
-15
-23
-27

* Ver las definiciones y la nota al pie de la tabla I.

Se llevó a cabo una extensión de la evaluación clínica de la lovastatina (estudio EXCEL), en la que se comparó MEVACOR®† con un placebo en 8,245 pacientes con hipercolesterolemia que tenían 240 a 300 mg/dl (6.22 a 7.77 mmol/lt.) de colesterol total y >160 mg/dl (4.14 mmol/lt.) de colesterol de LDL, en un estudio doble ciego, paralelo, con distribución al azar, de 48 semanas de duración. Se incluyeron pacientes con o sin otros factores de riesgo y con o sin manifestaciones de enfermedad coronaria. MEVACOR®† fue el único agente hipolipemiante empleado en prácticamente todos los pacientes incluidos en el estudio. Se midieron el colesterol total, el de las LDL, el de las HDL, y los triglicéridos. Todos los cambios de las concentraciones plasmáticas estuvieron relacionados con la dosis, y fueron similares a los observados en los ensayos clínicos iniciales y significativamente diferentes de los obtenidos con el placebo (p ? 0.001) (tabla III).

Tabla III. Comparación de MEVACOR®† con un placebo
(Promedios de los porcentajes de cambio de los valores iniciales entre las semanas 12 y 48)

Dosificación
diaria

N*

C total

C de LDL

C de HDL

C de LDL/
C de HDL

C total/
C de HDL

TG

(promedio)

(promedios)

(promedio)

(promedio)

(media)

Placebo

1663

+0.7

+0.4

+2.0

+0.2

+0.6

+4

MEVACOR®†
20 mg**
40 mg**
20 mg x 2
40 mg x 2


1642
1645
1646
1649


-17
-22
-24
-29


-24
-30
-34
-40


+6.6
+7.2
+8.6
+9.5


-27
-34
-38
-44


-21
-26
-29
-34


-10
-14
-16
-19

* Número de pacientes incluidos en cada grupo.

** Con la cena.

Se evaluó el efecto del tratamiento con MEVACOR®† sobre la aterosclerosis coronaria en tres ensayos por el método doble ciego, con distribución al azar y controlados con placebo, de 2 a 2.5 años de duración. Todos los pacientes tenían aterosclerosis coronaria en los angiogramas evaluados por angiografía coronaria cuantitativa computarizada.

En el primero de esos ensayos (Ensayo Canadiense de Intervención en la Aterosclerosis Coronaria, CCAIT) se estudió el efecto del tratamiento con 20 a 80 mg diarios de MEVACOR®† en 331 pacientes con colesterol total sérico de 220 a 300 mg/dl (5.70 a 7.77 mmol/lt.). MEVACOR®† retardó significativamente la progresión de las lesiones y disminuyó el número de pacientes con lesiones nuevas.

En el segundo ensayo (Estudio de Vigilancia de la Regresión de la Aterosclerosis, MARS), se estudió el efecto del tratamiento con 40 mg de MEVACOR®† dos veces al día en 270 pacientes con colesterol total sérico de 190 a 295 mg/dl (4.92 a 7.64 mmol/lt.). En la angiografía coronaria cuantitativa no hubo ninguna diferencia estadísticamente significativa entre los grupos en el cambio del porcentaje de estenosis de todas las lesiones (el punto final primario). Sin embargo, en la evaluación de los angiogramas por expertos que llegaron a un consenso de opinión sobre el cambio angiográfico global-la Puntuación del Cambio Global, (un punto final secundario), MEVACOR®† retardó significativamente la progresión total de la enfermedad y duplicó el número de pacientes que mostraron regresión de las lesiones.

En el tercer ensayo (Estudio sobre el Tratamiento de la Aterosclerosis Familiar, FATS) se estudió el efecto del tratamiento combinado con MEVACOR®† y colestipol en 98 pacientes con antecedentes familiares de enfermedad vascular prematura, concentraciones de apolipoproteína B ?125 mg/dl, y un promedio de colesterol total de 270 mg/dl (6.99 mmol/lt.). El tratamiento combinado disminuyó la frecuencia de la progresión y aumentó la frecuencia de la regresión de las lesiones coronarias en grados estadísticamente significativos.

El efecto de la lovastatina sobre la progresión de la aterosclerosis de las arterias coronarias ha sido corroborado por efectos similares en otros vasos. En el Estudio de la Placa Asintomática de la Arteria Carótida (ACAPS) se determinó el efecto del tratamiento con lovastatina sobre la aterosclerosis carotídea por ultrasonografía de modo B en pacientes con lesiones carotídeas tempranas asintomáticas, un promedio inicial de concentración sérica de colesterol total de 235 mg/dl (6.1 mmol/lt.) y sin enfermedad coronaria conocida al inicio. En ese ensayo clínico controlado doble ciego se distribuyó al azar a 919 pacientes en un diseño factorial 2 x 2 para recibir un placebo, 10 a 40 mg diarios de lovastatina y/o warfarina. Se utilizaron ultrasonogramas de las paredes carotídeas para determinar los cambios por paciente del promedio inicial de grosor máximo de las capas íntima y media de 12 segmentos medidos de la arteria carótida en tres años de tratamiento. Hubo una regresión significativa de las lesiones carotídeas en los pacientes que recibieron lovastatina sola en comparación con los que recibieron el placebo solo. En comparación con el grupo que recibió el placebo, con la lovastatina se observó una reducción de 64% en el número de pacientes con complicaciones cardiovasculares serias (1.1% vs. 3.0%, p=0.04) y una reducción de 88% en todas las causas de mortalidad (0,2% vs. 1.7%, p=0.02).

MEVACOR®† es un inhibidor específico de la reductasa de la HMG-CoA, la enzima que cataliza la conversión de la HMG-CoA en mevalonato. Sin embargo, a dosis terapéuticas MEVACOR®† no bloquea completamente a la enzima, por lo que sí se producen las cantidades biológicamente necesarias de mevalonato. Dado que la conversión de HMG-CoA en mevalonato es un paso temprano en el proceso de biosíntesis del colesterol, no es de esperarse que el tratamiento con MEVACOR®† cause una acumulación de esteroles potencialmente tóxicos. Además, la HMG-CoA se vuelve a transformar rápidamente en acetil-CoA, que participa en muchos procesos biosintéticos del organismo.

Aunque el colesterol es el precursor de todas las hormonas esteroides, no se ha observado ningún efecto clínico de la lovastatina sobre la esteroidogénesis. La lovastatina no aumentó la litogenicidad biliar, por lo que no es de esperarse que aumente la frecuencia de cálculos biliares.

Las respuestas evocadas visuales, las mediciones de la conducción nerviosa y la electromiografía efectuadas en más de 30 pacientes tratados con MEVACOR®† no revelaron ningún efecto neurotóxico.

Estudios clínicos en pacientes pediátricos (10 a 17 años de edad):

Eficacia de lovastatina en jóvenes adolescentes de sexo masculino con hipercolesterolemia familiar heterocigótica: En un estudio doble ciego, controlado con placebo, 132 jóvenes adolescentes de 10 a 17 años de edad (edad promedio de 12.7 años) con hipercolesterolemia familiar heterocigótica fueron distribuidos al azar a lovastatina (n=67) o placebo (n=65) durante 48 semanas. Los criterios de inclusión contemplaron un nivel inicial de C-LDL entre 189 y 500 mg/dl y por lo menos uno de los progenitores con un nivel de C-LDL > 189 mg/dl. El valor inicial promedio de C-LDL fue de 253.1 mg/dl (rango: 171 a 379 mg/dl) en el grupo de MEVACOR®† comparado con 248.2 mg/dl (rango: 158.5 a 413.5 mg/dl) en el grupo con placebo. La dosis de lovastatina (una al día por la tarde) fue de 10 mg en las primeras 8 semanas, 20 mg las siguientes 8 semanas, y 40 mg de ahí en adelante.

MEVACOR®† disminuyó significativamente los niveles en plasma de C-LDL y apolipoproteína B.

El valor promedio alcanzado de C-LDL fue de 190.9 mg/dl (rango: 108 a 336 mg/dl) en el grupo de MEVACOR®†, comparado con 244.8 mg/dl (rango: 135 a 404 mg/dl) en el grupo placebo.

MEVACOR®† disminuyó el promedio inicial de colesterol total en 19.3% (placebo: 1.1%), de C-LDL en 24.2% (placebo: 1.4%), de apolipoproteína B en 21% (placebo: 4.4%), triglicéridos en 1.9% (placebo: 1.4%) y aumentó el promedio de HDL en 1.1% (placebo: disminuyó en 2.2% el valor inicial).

Eficacia de lovastatina en jóvenes adolescentes de sexo femenino en post-menarquia con hipercolesterolemia familiar heterocigótica: En un estudio doble ciego, controlado con placebo, 54 jóvenes adolescentes de sexo femenino de 10 a 17 años de edad con por lo menos un año post-menarquia y con hipercolesterolemia familiar heterocigótica, fueron asignadas al azar a lovastatina (n=35) o placebo (n=19) durante 24 semanas. Los criterios de inclusión contemplaron un nivel inicial de C-LDL de 160 a 400 mg/dl y antecedente familiar de progenitores con hipercolesterolemia. El valor inicial promedio de C-LDL fue de 218.3 mg/dl (rango: 136.3 a 363.7 mg/dl) en el grupo de MEVACOR®†, comparado con 198.8 mg/dl (rango: 151.1 a 283.1 mg/dl) en el grupo placebo. La dosis de lovastatina (una diaria por la tarde) fue de 20 mg en las primeras 4 semanas, y 40 mg de ahí en adelante.

MEVACOR®† redujo significativamente los niveles en plasma de colesterol total, C-LDL y apolipoproteína B.

El valor promedio alcanzado de C-LDL fue de 154.5 mg/dl (rango: 82 a 286 mg/dl) en el grupo de MEVACOR®†, comparado con 203.5 mg/dl (rango: 135 a 304 mg/dl) en el grupo placebo.

MEVACOR®† disminuyó el promedio inicial de colesterol total en 22.4% (placebo: aumentó en 3.6% el valor inicial), de C-LDL en 29.2% (placebo: aumentó 2.5% el valor inicial), de apolipoproteína B en 24.4% (placebo: aumentó en 6.4% el valor inicial), de triglicéridos en 22.7% (placebo: 3.0%) y aumentó el promedio de C-HDL en 2.4% (placebo: 4.8%).

La seguridad y eficacia de la dosis mencionada de 40 mg al día no ha sido estudiada en niños. La eficacia a largo plazo del tratamiento con lovastatina en la niñez para disminuir la morbilidad y mortalidad en la edad adulta, no ha sido establecida.

LABORATORIO Y DIRECCION:
MERCK SHARP & DOHME DE MEXICO, S.A. de C.V.
Av. San Jerónimo Núm. 369 piso 8
Colonia Tizapán
01090 México, D.F.
MEVACOR
®† es marca registrada por MERCK & CO., Inc., Whitehouse Station, N.J., U.S.A.

NUMERO DE REGISTRO Y CLAVE IPPA:
Reg. Núm. 196M88 SSA
EEAR-07330060102028/RM2008/IPPA

 

 

El contenido de Galenox.com es únicamente para profesionales de la salud.

Para leer más Ingresa o Regístrate

Iniciar sesión

 

¿Aún no eres parte de Galenox®?

Regístrate para obtener una cuenta GRATUITA

Obten acceso ilimitado a :

Noticias médicas

Congresos nacionales e internacionales

Educación médica continua

 

Registrarse

forum Últimos tweets

Conoce el wearable para monitorear el corazón #salud #cardiología https://t.co/N8XAO0Ab3r https://t.co/mLLPAYXBiw
Tratamiento para la colitis nerviosa con… ¿bacterias? #salud #bacterias https://t.co/qovN3SZM4P https://t.co/FhDvnXlrMc
Los kilos extra influyen en el trastorno bipolar. Descubre por qué #salud #obesidad https://t.co/sci7FDB1PD https://t.co/Tn6eb5a44T
¿La rotación de residentes es un peligro para los pacientes? #salud #galenox https://t.co/AKw4C7iYc5 https://t.co/NHZ4KCOy8C

Políticas de privacidad - Términos de Uso

Galenox.com - ¡Tu colega siempre en línea!

REGISTRO