Galenox.com
Registrese en Galenox.com

style Fármacos - AMFOSTAT

 

AMFOSTAT

AMFOSTAT SOLUCION INYECTABLE
Antifungoso (amfotericina B)
BRISTOL-MYERS SQUIBB DE MEXICO, S. de R.L. de C.V. (DIVISION SQUIBB).

 

 

- FORMA FARMACEUTICA Y FORMULACION
- INDICACIONES TERAPEUTICAS
- FARMACOCINETICA Y FARMACODINAMIA EN HUMANOS
- CONTRAINDICACIONES
- PRECAUCIONES O RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO O LA LACTANCIA
- REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS
- INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GENERO
- ALTERACIONES DE PRUEBAS DE LABORATORIO
- PRECAUCIONES Y RELACION CON EFECTOS DE CARCINOGENESIS, MUTAGENESIS, TERATOGENESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD
- DOSIS Y VIA DE ADMINISTRACION
- SOBREDOSIFICACION O INGESTA ACCIDENTAL: MANIFESTACIONES Y MANEJO (ANTIDOTOS)
- PRESENTACION
- RECOMENDACIONES PARA ALMACENAMIENTO
- LEYENDAS DE PROTECCION
- NOMBRE DEL LABORATORIO Y DIRECCION
- NUMERO DE REGISTRO DEL MEDICAMENTO

 

FORMA FARMACEUTICA Y FORMULACION:
Cada frasco ámpula contiene:

Amfotericina B ............................ 50 mg
Desoxicolato de sodio
................ 41 mg
Fosfatos de sodio
(buffer)
................................. 20.2 mg

INDICACIONES TERAPEUTICAS: AMFOSTAT* (amfotericina B inyectable), está indicada en el tratamiento de pacientes con infecciones por hongos, progresivas y potencialmente mortales.

Este potente medicamento no debe usarse en el tratamiento de infecciones no invasoras.

AMFOSTAT* (amfotericina B) se usa, específicamente, para el tratamiento de infecciones por hongos potencialmente mortales, debidas a especies susceptibles de: Aspergillus, Blastomyces, Candida, Coccidioides, Cryptococcus, Histoplasma, agentes de mucormicosis incluyendo a especies susceptibles del género Absidia, Mucor y Rhizopus y especies susceptibles relacionadas de Conidiobolus, Basiodiobolus y Sporothrix.

AMFOSTAT* (amfotericina B) puede ser útil en el tratamiento de la leishmaniasis mucocutánea americana, pero no es la droga de elección como tratamiento primario. También puede ser administrada a pacientes inmunocomprometidos con fiebre persistente, quienes no hayan respondido al tratamiento antibacteriano apropiado.

FARMACOCINETICA Y FARMACODINAMIA EN HUMANOS: Amfotericina B muestra una elevada actividad in vitro contra diferentes especies de hongos; Histoplasma capsulatum, Coccidioides immitis, Candida sp, Blastomyces dermatitidis, Rhodotorula, Cryptococcus neoformans, Sporothrix schenckii, Mucor mucedo y Aspergillus fumigatus, todos son inhibidos por concentraciones de amfotericina B que varía de 0.03 a 1.0 mg/ ml in vitro. (No han sido establecidas las técnicas standard para determinar las concentraciones inhibitorias mínimas para medicamentos antimicóticos y los valores varían con el método empleado). El antibiótico no tiene efecto sobre bacterias, ricketsias o virus.

Farmacocinética: La amfotericina B es fungistática o fungicida dependiendo de la concentración obtenida en líquidos corporales y la susceptibilidad de los hongos. La droga actúa por unión a los esteroles en la membrana celular de los hongos susceptibles con un cambio resultante en la permeabilidad de la membrana permitiendo la salida de los componentes intracelulares.

Las membranas de las células de mamíferos también contienen esteroles y se ha sugerido que el daño para la célula humana y para los hongos puede ser un mecanismo común compartido.

El promedio de las concentraciones plasmáticas máximas, varían de 0.5 a 2 micro g/ml y se encuentran en adultos que reciben dosis repetidas de aproximadamente 0.5 micro g/kg/día. Después de una caída inicial rápida la meseta de la concentración plasmática es de aproximadamente 0.5 mg/ml. Una vida media de eliminación de aproximadamente 15 días sigue a una vida media plasmática de 24 horas. Los datos farmacocinéticos de la amfotericina B en bebés y niños son limitados.

La amfotericina B que circula en plasma se fija a las proteínas en más de 90% y es dializable en forma deficiente. Aproximadamente dos tercios de las concentraciones plasmáticas concurrentes se han detectado en los líquidos de pleura inflamada, peritoneo, sinovial, y humor acuoso. Las concentraciones en el líquido cefalorraquídeo rara vez exceden el 2.5% de la concentración plasmática o son no detectables.

Una escasa cantidad de amfotericina B penetra en el humor vítreo o en el líquido amniótico normal. Aunque no es conocida en forma completa la distribución tisular de la amfotericina B, el hígado parece ser el principal tejido de almacenamiento.

La amfotericina B es eliminada lentamente en su forma biológicamente activa por los riñones en 2 a 5% de la dosis administrada. Después de suspender el tratamiento la droga puede ser detectada en la orina por 3 a 4 semanas debido a la lenta desaparición del medicamento. La eliminación por la bilis puede representar una importante vía de eliminación. No se conocen los detalles de otras vías metabólicas. Los niveles sanguíneos no son alterados por enfermedad renal o hepática.

CONTRAINDICACIONES: Este producto está contraindicado en pacientes que han tenido hipersensibilidad a la amfotericina B o a cualquiera de los componentes de la fórmula, a menos que en opinión del médico, la enfermedad que requiere tratamiento sea mortal y que sólo responda a la amfotericina B.

Advertencia: La amfotericina B puede ser el único tratamiento eficaz disponible para enfermedades por hongos, potencialmente mortales. En cada caso, su posible beneficio de salvar la vida, debe valorarse contra sus peligrosos efectos secundarios.

PRECAUCIONES O RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO O LA LACTANCIA:

Generales: La amfotericina B se debe administrar únicamente por vía intravenosa y bajo estrecha vigilancia clínica por personal entrenado. El tratamiento se debe reservar para pacientes con infecciones progresivas y potencialmente mortales causadas por hongos sensibles al medicamento (ver Indicaciones terapéuticas)

Son frecuentes las reacciones agudas que incluyen calosfríos, fiebre, anorexia, náusea, vómito, cefalea, mialgias, artralgias e hipotensión, cuando se administra intravenosamente.

La infusión rápida intravenosa en menos de una hora, particularmente en pacientes con insuficiencia renal, se ha asociado con hipercalemia y arritmias y por lo tanto, se debe evitar (ver Dosis y vía de administración).

Ha sido reportada la presencia de leucoencefalopatía consecutivamente al uso de amfotericina B, en pacientes que han recibido irradiación corporal total.

Se debe vigilar con frecuencia la función renal durante el tratamiento con amfotericina B (ver Reacciones secundarias y adversas).

También es deseable vigilar regularmente la función hepática, electrólitos séricos (particularmente magnesio y potasio), y biometría hemática. Los resultados de laboratorio darán la pauta para ajustar la dosis.

Cuando el medicamento se interrumpe por un tiempo mayor de siete días, se debe reinstalar el tratamiento empezando con la dosis más baja, por ejemplo: 0.25 mg/kg de peso corporal y aumentar gradualmente como se indica en Dosis y vía de administración.

Uso durante el embarazo y durante la lactancia: Estudios de reproducción en animales no han mostrado daño al feto con la administración de amfotericina B. Se han tratado con éxito con amfotericina B enfermedades sistémicas por hongos en mujeres embarazadas, sin efectos nocivos para el feto, los resultados en animales no son siempre predictivos de la respuesta humana y no se han hecho estudios adecuados y bien controlados en mujeres embarazadas; éste medicamento podría usarse durante el embarazo sólo si es estrictamente necesario.

Lactancia: No se sabe si la amfotericina B se excreta en la leche humana. Así mismo, los datos disponibles acerca de la posible absorción por vía oral son contradictorios. Debido a que muchos medicamentos se excretan en la leche humana, y por la toxicidad potencial de la amfotericina B, es prudente aconsejar a las madres que suspendan la lactancia durante el tratamiento.

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS: Aún cuado algunos pacientes pueden tolerar la dosis total de amfotericina B sin dificultad, la mayoría muestra alguna forma de intolerancia al medicamento, particularmente durante el inicio del tratamiento. Se puede mejorar la tolerancia con la administración de aspirina, otros antipiréticos (ejemplo, acetaminofén), antihistamínicos o antieméticos. Se ha utilizado meperidina (25 a 50 mg I.V.) en algunos pacientes para disminuir la duración o intensidad de los escalofríos y la fiebre que se presentan con la administración de amfotericina B.

Pequeñas dosis de corticosteroides justo antes o durante la infusión de amfotericina B, pueden ayudar a disminuir las reacciones febriles. La dosis y duración del tratamiento con corticosteroides se debe mantener al mínimo (ver Precauciones e Interacciones medicamentosas y de otro género).

La adición de heparina (1,000 unidades por infusión), la rotación del sitio de la inyección, el uso de una aguja pediátrica y alternar el día de tratamiento, pueden disminuir la incidencia de tromboflebitis. La extravasación puede ocasionar irritación química.

Las reacciones adversas más comúnmente observadas son:

o  Generales: Fiebre (algunas veces acompañada de calosfríos, que generalmente ocurren 15 a 20 minutos después del inicio del tratamiento); malestar general; pérdida de peso.

o  Gastrointestinales: Anorexia; náusea; vómito; diarrea; dispepsia; dolor cólico hipogástrico.

o  Hematológicas: Anemia normocítica normocrómica.

o  Locales: Dolor en el sitio de la inyección con o sin flebitis o tromboflebitis.

o  Musculosqueléticas: Dolor generalizado, incluyendo dolor muscular o articular.

o  Neurológicas: Cefalea.

o  Renales: Disminución de la función renal y anormalidades de la función renal que incluyen: azotemia, aumento de la creatinina sérica, hipocalemia, hipostenuria, acidosis tubular renal y nefrocalcinosis. Todo esto mejora con la interrupción del tratamiento. Sin embargo, con frecuencia puede haber alguna alteración permanente, especialmente en aquellos pacientes que reciben grandes dosis acumulativas (más de 5 g) de amfotericina B.
El tratamiento diurético concomitante puede predisponer a la alteración renal mientras que la repleción o suplementación de sodio puede disminuir la nefrotoxicidad B.

También se han reportado las siguientes reacciones adversas:

o  Generales: Rubor.

o  Alérgicas: Reacciones anafilactoides y otras reacciones alérgicas.

o  Cardiovasculares: Paro cardiaco; arritmias incluyendo fibrilación ventricular; insuficiencia cardiaca; hipertensión; hipotensión y choque.

o  Dermatológicas: Eritema, sobre todo maculopapular; prurito.

o  Gastrointestinales: Anormalidades de las pruebas de función hepática; ictericia; insuficiencia hepática aguda; gastroenteritis hemorrágica; melena.

o  Hematológicas: Agranulocitosis; alteraciones de la coagulación; trombocitopenia; leucopenia; eosinofilia; leucocitosis.

o  Neurológicas: Convulsiones; pérdida de la audición; tinnitus; vértigo transitorio; visión borrosa o diplopía; neuropatía periférica; otros síntomas neurológicos.

o  Pulmonares: Disnea, broncospasmo; edema pulmonar no cardiaco; neumonitis por hipersensibilidad.

o  Renal: Hipomagnesemia; hipercalemia; insuficiencia renal aguda; anuria; oliguria.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GENERO:

Cuando se administra simultáneamente, la amfotericina B puede interactuar con los siguientes medicamentos:

o  Otros medicamentos nefrotóxicos: Por ejemplo, cisplatino, pentamidina, aminoglucósidos y ciclosporina pueden aumentar el potencial de nefrotoxicidad y, por lo tanto, deben usarse con mucha precaución.

o  Corticosteroides y corticotropina (ACTH): Puede potenciar la hipocalemia inducida por amfotericina B.

o  Agentes cuyos efectos o toxicidad se pueden aumentar por la hipocalemia: Por ejemplo, digitálicos, relajantes musculosqueléticos y agentes antiarrítmicos.

o  Fluocitosina: Puede aumentar la toxicidad de la fluocitosina posiblemente por incrementar su captación celular y/o alterar su eliminación renal.

o  Transfusiones de leucocitos: Aún cuando no se han observado en todos son estudios, se han visto reacciones pulmonares agudas en pacientes a quienes se les ha administrado amfotericina B durante o poco después de transfusiones de leucocitos, por lo que es deseable distanciar estas infusiones lo más que se pueda y vigilar la función pulmonar.

ALTERACIONES DE PRUEBAS DE LABORATORIO: Han sido descritas las siguientes alteraciones: anemia normocítica, normocrómica, aumento de la creatinina sérica, hipocalemia hipostenuria, anormalidades de las pruebas de función hepática, de las pruebas de coagulación, trombocitopenia, leucopenia, eosinofilia y leucocitosis. Además se han reportado hipomagnesemia e hipercalemia.

PRECAUCIONES Y RELACION CON EFECTOS DE CARCINOGENESIS, MUTAGENESIS, TERATOGENESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD: No se han hecho estudios a largo plazo en animales para evaluar el potencial carcinogénico. Tampoco hay estudios para determinar mutagenicidad o si este medicamento afecta la fertilidad en hombres o mujeres.

DOSIS Y VIA DE ADMINISTRACION:

Dosis: AMFOSTAT* (amfotericina B inyectable), se debe administrar por infusión intravenosa lenta.

La infusión intravenosa se debe dar en un periodo de aproximadamente 2 a 6 horas con las precauciones habituales del tratamiento intravenoso. La concentración recomendada para infusión intravenosa es 0.1 mg/ml (1 mg/10 ml).

La tolerancia de los pacientes es muy variable, por lo que la dosis debe individualizarse y ajustarse de acuerdo a los requerimientos específicos de cada paciente (ejemplo, sitio e intensidad de la infección, agente etiológico, etc.). El tratamiento se inicia habitualmente con una dosis diaria de 0.25 mg/kg de peso corporal en 2 a 6 horas. Aunque no está probado que pueda predecirse intolerancia, es preferible administrar una dosis inicial de prueba (1 mg en 20 ml de solución glucosada al 20%) por vía intravenosa en un lapso de 20 a 30 minutos, vigilando la temperatura del paciente, así como el pulso, respiración y la presión arterial cada 30 minutos durante 2 a 4 horas.

Un paciente con una infección por hongos grave y rápidamente progresiva, con buena función cardiopulmonar y que tolera la dosis de prueba sin una reacción severa, puede entonces recibir 0.3 mg/kg de amfotericina B en un periodo de 2 a 6 horas. En cambio una dosis más baja, por ejemplo, 5 a 10 mg, se recomienda para el paciente con alteración cardiopulmonar o una reacción severa a la dosis de prueba. La dosis se puede aumentar gradualmente de 5 a 10 mg por día hasta una dosis diaria de 0.5 a 1 mg/kg.

En la actualidad no hay datos suficientes disponibles para definir la dosis total requerida y la duración del tratamiento para la erradicación de una micosis específica (ejemplo, mucormicosis). Se desconoce la dosis óptima. La dosis diaria puede llegar hasta 1.0 mg/kg por día, ó 1.5 mg/kg en días alternos, en infecciones graves causadas por patógenos menos susceptibles.

Precaución: Bajo ninguna circunstancia se debe exceder la dosis de 1.5 mg/kg/día. La sobredosis con amfotericina B, puede ocasionar paro cardiorrespiratorio.

Candidiasis: En las infecciones profundas o diseminadas, la dosis usual de AMFOSTAT* varía de 0.4 a 0.6 mg/kg/día durante cuatro semanas o más. Pueden requerirse dosis hasta 1 mg/kg/día, dependiendo de la severidad de la infección.

El tratamiento debe continuarse administrando, hasta que la mejoría clínica sea obvia, puede requerirse una dosis acumulada hasta de 2 a 4 g en adultos, dosis inferiores (0.3 mg/kg/día) pueden emplearse en circunstancias especiales, por ejemplo, esofagitis por Candida resistente al tratamiento local o cuando la anfotericina B es utilizada en combinación con otros antimicóticos.

Criptococosis: El tratamiento con AMFOSTAT* es criptococosis en pacientes no inmunocomprometidos, típicamente puede requerir dosis de 0.3 mg/kg/día durante periodos de aproximadamente 4 a 6 semanas o hasta que los cultivos semanales sean negativos por un mes.

En pacientes inmunocomprometidos y/o en aquellos con meningitis, la amfotericina B puede administrarse en combinación con otros antimicóticos por 6 semanas. La dosis diaria de amfotericina B puede incrementarse en pacientes muy graves o en pacientes que reciben la amfotericina B sola.

En pacientes con meningitis por criptococo y síndrome de inmunodeficiencia humana adquirida (SIDA) pueden requerirse dosis mayores (0.7 a 0.8 mg/kg/día) y el tratamiento puede prolongarse durante 12 semanas. En pacientes con SIDA quienes tienen cultivos negativos después de un tratamiento regular, puede considerarse el tratamiento supresivo crónico, ejemplo, 1 mg/kg semanalmente.

Coccidioidomicosis: En la coccidioidomicosis primaria que requiere tratamiento, puede administrarse AMFOSTAT* a dosis de 1 a un máximo de 1.5 mg/kg/día, hasta una dosis total acumulada de 0.5 a 2.5 g en adultos, dependiendo de la severidad y el sitio de la infección.

En la meningitis por coccidioides, puede requerirse la administración intratecal y sistémica, como ha sido descrita en la referencia standar (ejemplo Steveus DA: Chapter 244, Principles and Practice of Infectious Diseases, 3rd. Ed., Mandell, Douglas, Bennett, Churchill Livingstone, New York, 1990).

Blastomicosis: En pacientes muy graves con blastomicosis, se recomienda AMFOSTAT* en dosis de 0.3 a 1 mg/kg/día, hasta una dosis total acumulada de 2 a 2.5 mg en adultos.

Histoplasmosis: En histoplasmosis pulmonar crónica o diseminada, se recomienda una dosis aproximada de 0.5 a 1 mg/kg/día, hasta una dosis total acumulada de 1.5 a 2.5 g en adultos.

Aspergilosis: La aspergilosis ha sido tratada con amfotericina B por vía intravenosa durante un periodo de hasta 11 meses.

En infecciones graves en adulto (ejemplo, neumonía o fungemia), pueden requerirse dosis del 0.5 a 1 mg/kg/ día o más y dosis acumuladas de 2 a 4 g.

La duración del tratamiento de las micosis profundas puede ser de 6 a 12 semanas o más.

Mucormicosis rinocerebral: Esta enfermedad fulminante, generalmente ocurre en asociación con cetoacidosis diabética.

Es imperativo el rápido control diabético para que el tratamiento con amfotericina B tenga éxito. Como la mucormicosis rinocerebral habitualmente tiene un curso rápidamente mortal, el tratamiento debe ser necesariamente más agresivo que el empleado en micosis menos severas y las dosis de amfotericina B varían entre 0.7 a 1.5 mg/kg/día.

Uso pediatrico: No se ha establecido la seguridad y eficacia en pacientes pediátricos mediante estudios adecuados y bien controlados. Sin embargo, se han tratado con éxito infecciones sistémicas por hongos en pacientes pediátricos, sin que se hayan informado efectos indeseables distintos de los ya mencionados.

Preparación de las soluciones:

Reconstituir en la forma siguiente: Se prepara primero una concentración de 5 mg/ml de amfotericina B inyectando rápidamente 10 ml de agua estéril para inyección sin agente bacteriostático, directamente al terrón liofilizado, usando una aguja (mínimo calibre del 20) y jeringa estéril. Se agita el frasco ámpula inmediatamente hasta que la solución coloidal se aclara. La solución para infusión se prepara extrayendo suficiente concentrado y diluyéndolo con dextrosa al 5% en forma tal, que la concentración final sea de 0.1 mg de amfotericina B por ml. Se debe verificar el pH de la solución de dextrosa al 5%, que debe ser superior a 4.2; si se encuentra por abajo de 4.2 se agregan 1 a 2 ml de buffer a la solución de dextrosa antes de utilizarse para diluir la solución concentrada de amfotericina B.

El buffer que se recomienda tiene la siguiente composición:

Fosfato sódico dibásico
(anhidro)
................................. 1.59 g
Fosfato sódico monobásico
(anhidro)
................................. 0.96 g
Agua para inyección
................. 100 ml

El buffer debe esterilizarse antes de que se agregue a la solución de dextrosa, sea mediante filtrado a través de membrana o por autoclave a 15 libras de presión (121°C) por 30 minutos.

Precaución: Se debe utilizar técnica estéril estricta en la preparación del buffer y la infusión, ya que no hay agentes preservadores o bacteriostáticos en el antibiótico o en los materiales usados durante su preparación para ser administrada. Siempre que se atraviese el frasco ámpula o los diluyentes debe hacerse con aguja estéril.

No debe reconstituirse con soluciones salinas: el uso de cualquier otro diluente diferente a los recomendados o la presencia de algún agente bacteriostático (por ejemplo, alcohol benzílico) en el diluente puede causar precipitación del antibiótico. No usar el concentrado inicial o la solución para infusión si hay precipitación o material extraño en cualquiera de los dos.

Se puede usar un filtro de membrana en la línea para infusión intravenosa de la amfotericina B. Sin embargo, el diámetro del poro del filtro no debe ser menor de 1.0 micrones para asegurar el paso de la dispersión coloidal.

SOBREDOSIFICACION O INGESTA ACCIDENTAL: MANIFESTACIONES Y MANEJO (ANTIDOTOS): La sobredosis con amfotericina B puede ocasionar paro cardiorrespiratorio. Si se sospecha una sobredosis debe suspenderse el tratamiento y vigilar al paciente (por, ejemplo, funcionamiento cardiorrespiratorio, renal y hepático, estado hematológico, electrólitos séricos), además de instituir el tratamiento de sostén de acuerdo a las necesidades del paciente. La amfotericina B, no es hemodializable. Antes de reanudar el tratamiento, deben estabilizarse las condiciones del paciente (incluyendo la corrección de las deficiencias de electrólitos, etc.)

PRESENTACION: Frasco ámpula conteniendo un liofilizado estéril con 50 mg de amfotericina B y 41 mg de desoxicolato sódico y 20.2 mg de fosfatos sódicos como buffer. Al manufacturarse, el aire del frasco es reemplazado por nitrógeno.

RECOMENDACIONES PARA ALMACENAMIENTO: Antes de reconstituirse, AMFOSTAT* se debe almacenar en refrigerador (2 a 8°C/36 a 46°F), protegido en contra de la exposición a la luz. El concentrado (5 mg/ml, después de la reconstitución con 10 ml de agua estéril para inyección) se puede almacenar protegido en contra de la exposición a la luz, a la temperatura ambiente por 24 horas, o a temperaturas de refrigeración por una semana, con mínima pérdida de la potencia y claridad. Se debe desechar cualquier material no utilizado. Las soluciones preparadas para infusión intravenosa (0.1 mg/ ml o menos), se deben usar inmediatamente después de su preparación y no es necesario protegerlas de la luz durante su administración.

LEYENDAS DE PROTECCION: Su venta requiere receta médica. Literatura exclusiva para médicos. No se deje al alcance de los niños.

NOMBRE DEL LABORATORIO Y DIRECCION:
BRISTOL-MYERS SQUIBB DE MEXICO, S. de R.L. de C.V.
(DIVISION SQUIBB)
Av. Revolución No. 1267
Colonia Tlacopac
01040 México, D.F.

* Marca registrada

NUMERO DE REGISTRO DEL MEDICAMENTO:
Reg. Núm. 52858, S.S.A.

FEA-14029/93/IPPA

 

 

El contenido de Galenox.com es únicamente para profesionales de la salud.

Para leer más Ingresa o Regístrate

Iniciar sesión

 

¿Aún no eres parte de Galenox®?

Regístrate para obtener una cuenta GRATUITA

Obten acceso ilimitado a :

Noticias médicas

Congresos nacionales e internacionales

Educación médica continua

 

Registrarse

today Congresos nacionales

today Congresos internacionales

forum Últimos tweets

Conoce el wearable para monitorear el corazón #salud #cardiología https://t.co/N8XAO0Ab3r https://t.co/mLLPAYXBiw
Tratamiento para la colitis nerviosa con… ¿bacterias? #salud #bacterias https://t.co/qovN3SZM4P https://t.co/FhDvnXlrMc
Los kilos extra influyen en el trastorno bipolar. Descubre por qué #salud #obesidad https://t.co/sci7FDB1PD https://t.co/Tn6eb5a44T
¿La rotación de residentes es un peligro para los pacientes? #salud #galenox https://t.co/AKw4C7iYc5 https://t.co/NHZ4KCOy8C

Políticas de privacidad - Términos de Uso

Galenox.com - ¡Tu colega siempre en línea!

REGISTRO