Galenox.com
Registrese en Galenox.com

style Fármacos - HESTAR 130

 

HESTAR 130

HESTAR_130

Forma Famacéutica y Formulación

FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN:

Cada 100 ml contienen:

Poli (O-2 hidroxietil)-almidón
(130,000 daltons) 6.0 g

Vehículo, c.b.p. 100 ml.

Contenido de electrólitos:

Sodio 154 mEq/L

Cloruro 154 mEq/L

Peso molecular promedio 130,000 daltons

Sustitución molar 0.40-0.44

Osmolaridad aproximada 308 mOsm/L

pH 3.5-7.0

Identificación (130/0.4/6%)

Presentación

PRESENTACIONES:

Frascos con 250 ml o 500 ml.

Cajas con un frasco con 250 ml o 500 ml.

Cajas con un frasco con 250 ml o 500 ml y equipo de administración.

PRESENTACIONES:

Frascos con 250 ml o 500 ml.

Cajas con un frasco con 250 ml o 500 ml.

Cajas con un frasco con 250 ml o 500 ml y equipo de administración.

INDICACIONES TERAPÉUTICAS

Expansor plasmático.

Profilaxis y tratamiento ante pérdidas de volumen intravascular (sanguíneo/plasmático).

Hidroxietilalmidón está indicado en el tratamiento de la hipovolemia de cualquier etiología que requiere de una expansión del volumen plasmático para mantener la homeostasia hemodinámica.

También se indica como terapia de choque (terapia de reemplazo y expansión de volumen circulatorio urgente) en procedimientos quirúrgicos, heridas, infecciones severas y quemaduras.

Hidroxietilalmidón se indica como expansor de volumen en las técnicas modernas de hemodilución (Hemodilución normovolémica aguda – Hemodilución hipervolémica aguda), mejorando profilácticamente las condiciones reológicas, y por ende, la disminución de las necesidades de transfusiones (sangre o derivados) con sus costos y riesgos.

También está indicado como coadyuvante en la leucoféresis para mejorar la recolección e incrementar la elasticidad de los granulocitos obtenidos mediante centrifugación.

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA

El hidroxietilalmidón es un coloide artificial derivado de un almidón compuesto casi completamente de amilopectina. Sus características farmacológicas dependen principalmente del peso molecular, del grado de sustitución molar y de la concentración del polímero en la solución a administrar a un paciente determinado.

El peso molecular promedio se refiere al tamaño de las moléculas predominantes en un producto o solución parenteral, hidroxietilalmidón brinda una molécula predominante de 130,000 daltons; el peso molecular (PM) determinará en gran medida la capacidad de expansión plasmática (efecto de volumen) y la duración de este efecto, atendiendo el concepto de presión coloidosmótica ejercida por cada molécula.

El índice o grado de sustitución molar (SM) se refiere a la colocación de grupos "hidroxietil" en las unidades de glucosa que conforman el polímero de amilopectina, este factor determina en gran medida el grado de resistencia a ser degradada metabolicamente por las enzimas glucosídicas (como la amilasa), por tanto, explica el tiempo que se mantiene circulando la molécula y sus moléculas derivadas más pequeñas hasta que son completamente eliminadas, entre mayor sea el grado de sustitución molar mayor será la duración del efecto terapéutico; hidroxietilalmidón en la versión 130,000 daltons tiene un índice de sustitución molar de 0.40-0.44 (en general, simplificando, se considera de 0.4).

El patrón de sustitución se refiere al lugar o lugares donde se colocan los grupos hidroxietil en lugar de las moléculas de glucosa, los patrones más usuales son: a) carbonos 2/6 y b) carbonos 9/1; teniendo impacto (aunque en menor medida que el índice de sustitución) en la duración del efecto de expansión de volumen.

La concentración de moléculas por 100 ml o porcentaje de concentración en la solución (%), determinará, finalmente, la cantidad o número puntual de moléculas de hidroxietilalmidón que estarán actuando en un momento determinado en un paciente con características individuales, siendo importante mencionar en este punto la participación de la velocidad de administración para entender el concepto de expansión de volumen que se está brindando a cada paciente; la concentración que brinda hidroxietilalmidón es:

6 g de coloide (hidroxietilalmidón) en 100 ml.

Los elementos fisicoquímicos anteriormente descritos determinarán en mayor o menor medida los comportamientos farmacocinéticos y farmacodinámicos, con relación a las características clínicas de cada paciente.

Algunas referencias bibliográficas establecen los siguientes parámetros clínicos generales de hidroxietilalmidón/0.4/6%:

Efecto de volumen de 100%, duración del efecto máximo de 4 a 6 horas, isooncótico, recomendado como profilaxis con técnicas de hemodilución o resolución de eventos hipovolémicos en cirugías de rutina de varias especialidades como: tórax y cardiovascular, ortopedia y traumatología, ginecoobstétricia, cirugía general, urología, etc.

Además de su aplicación en la resolución de casos de hipovolemia de moderada a severa intensidad con diversas etiologías.

El comportamiento de la permanencia intravascular del hidroxietilalmidón después de su infusión se observa así:

Setenta y cinco por ciento permanece a los 30 minutos, 14% a las 6 horas y casi a su nivel basal a las 24 horas de infundido.

Las moléculas de hidroxietilalmidón con peso molecular inferior a 50,000 son rápidamente eliminadas mediante excreción renal. El umbral de eliminación renal es de 60,000 a 70,000 daltons (peso molecular).

Referencias internacionales consideran como almidones (hidroxietilalmidones) de bajo peso molecular al de 130,000 daltons.

El grupo hidroxietil no es degradado por el organismo, permanece intacto y anexo a las unidades de glucosa cuando se excreta. No se producen cantidades significativas de glucosa por hidroxietilación proveniente del metabolismo completo de los polímeros menores.

La adición de hidroxietilalmidón a 6% a la sangre total aumenta la velocidad de sedimentación eritrocítica. Por lo tanto, hidroxietilalmidón es usado para mejorar la eficiencia de recolección de granulocitos mediante centrifugación. De 5 a 6% de la dosis de hidroxietilalmidón se recupera en la bolsa de leucoféresis.

El hidroxietilalmidón y el glucógeno guardan una relación molecular y estructural similar por lo que se considera una baja toxicidad y riesgo disminuido de reacciones anafilácticas.

CONTRAINDICACIONES

Hidroxietilalmidón está contraindicado en pacientes con hipersensibilidad al almidón o a los componentes de la fórmula, en pacientes con alteraciones sanguíneas (de coagulación), en pacientes con insuficiencia cardiaca congestiva en donde la sobrecarga de líquidos es un problema potencial o real, así como en los casos de edema pulmonar. También está contraindicado su uso en pacientes con padecimientos renales que presentan oliguria o anuria no relacionadas con hipovolemia (creatinina mayor a 177 mmol/L-2 mg/dl). En pacientes con hemorragia intracraneal. En alteraciones electrolíticas severas como la hipernatremia o hipercloremia.

PRECAUCIONES

Se debe entender y atender el componente clínico de homeostasia hídrica (hidratación adecuada), con relación al manejo de expansores plasmáticos, así como el papel de sus mecanismos reguladores, principalmente el renal, para el manejo adecuado del concepto "expansión plasmática" sin sacrificar la hidratación celular de ningún órgano o tejido.

En casos de deshidratación severa se deben administrar inicialmente soluciones cristaloides.

Es recomendable un monitoreo inicial de creatinina sérica, y su evaluación periódica si la terapia con hidroxietilalmidón se prolonga por varios días.

Una evaluación clínica, integral y frecuente, con un examen sanguíneo completo es necesario para el monitoreo de los pacientes a los que se les aplicará hidroxietilalmidón.

La administración de grandes cantidades (sobredosificación) de hidroxietilalmidón puede disminuir el hematócrito y las proteínas plasmáticas debido a una dilución excesiva. Esta hemodilución también puede producir una acción inhibitoria directa leve sobre el factor VIII de la coagulación.

Vigilando especialmente a pacientes con hepatopatías crónicas o severas, como en los casos de enfermedad de Von Willebrand.

Es conveniente tener especial cuidado en pacientes con insuficiencia renal debido a que ésta es la principal vía de excreción del hidroxietilalmidón. Así como en pacientes bajo regímenes de diálisis.

Deberá observarse con cautela a pacientes con antecedentes de alergia al maíz, debido a que también pueden desarrollar reacción alérgica a hidroxietilalmidón debido a que este coloide deriva de los almidones del maíz.

La sobredosificación y la sobrecarga hídrica deberán evitarse y se debe monitorear y dar seguimiento a estas variables, sobre todo en pacientes cardiópatas y nefrópatas.

Se ha descrito la relación entre padecimientos otoneurológicos y la presentación de prurito al administrar hidroxietilalmidón, en consecuencia es recomendable la reducción de las dosis a administrar en este tipo de pacientes.

En niños hay menos estudios clínicos sobre su uso, por tanto, se deben implementar los cuidados clínicos necesarios y atender las particularidades fisiológicas pediátricas para administrar con seguridad estos expansores.

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA

No se administre durante el embarazo o la lactancia.

REACCIONES ADVERSAS

Han sido reportadas las siguientes reacciones adversas: Vómito, fiebre, escalofríos, prurito, aumento del volumen de las glándulas submaxilares y parótidas, síndrome seudogripal, cefalea, mialgias, edema periférico en piernas, reacciones anafilactoides (edema periorbitario, urticaria, disnea) y cuando se administran grandes dosis, sangrado debido a la hemodilución, puede presentarse también sobrecarga circulatoria y edema pulmonar.

La administración de dosis altas por periodos prolongados puede desencadenar un cuadro clínico de prurito intenso, de difícil manejo; esto puede ocurrir varios días después de la administración.

Se ha reportado (rara vez) dolor transitorio en fosas renales, se debe evaluar la función renal y la homeostasis hídrica, y según resultados continuar con la administración del hidroxietilalmidón.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO

No se han reportado a la fecha.

Debe evitarse la mezcla con otros fármacos.

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO

Se han llegado ha reportar casos de elevación de la bilirrubina indirecta y los niveles de amilasa sérica en forma temporal con la administración repetida de hidroxietilalmidón, lo cual pudiera interferir con el diagnóstico de pancreatitis.

Los pacientes con lesión del glomérulo renal pueden presentar aumento de la densidad urinaria debido a eliminación de las moléculas más grandes (dependiendo del umbral renal) del hidroxietilalmidón.

Se recomienda realizar determinaciones frecuentes de biometría hemática completa, tiempo de protrombina, tiempo de tromboplastina parcial activada, tiempo de coagulación y sangrado, que pueden alterarse por sobredosificación (efectos secundarios y dosis dependientes).

PRECAUCIONES Y ADVERTENCIAS

Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30ºC.

DOSIS Y VIA DE ADMINISTRACION

La vía de administración de hidroxietilalmidón es por infusión intravenosa.

Los 10 a 20 ml iniciales se deben infundir lentamente para evaluar posibles reacciones anafilácticas, debe evitarse la sobrecarga circulatoria por una administración rápida de altas concentraciones, evaluando la severidad del evento hipovolémico y el objetivo terapéutico.

La dosis diaria y la velocidad de infusión dependerán individualmente de las condiciones hemodinámicas previas, de las necesidades de reposición hídrica y de expansión de volumen intravascular, para restaurar y mantener las variables hemodinámicas fisiológicamente adecuadas.

Para la expansión del volumen plasmático: La dosis total y la velocidad de administración dependen fundamentalmente de la cantidad de sangre y/o plasma perdido y de la hemoconcentración resultante.

Las dosis habituales para reposición de volumen como profilaxis o como terapéutica son:

Hidroxietilalmidón (130/0.4/6%): 30 a 50 ml/kg/día.

En el choque hipovolémico agudo se deberá administrar a una dosis recomendada de 20 ml/kg/h o ajustar de acuerdo con la experiencia del médico tratante y severidad del caso clínico.

Lo anterior sin sobrepasar las dosis máximas recomendadas y atendiendo la valoración integral del paciente.

Las dosis máximas recomendadas son:

Hidroxietilalmidón (130/0.4/6%): 50 ml/kg de peso corporal/día = 3 g/kg/día.

Un ejemplo considerando a un paciente de 75 kg de peso:

Hidroxietilalmidón (130/0.4/6%): 50 ml/kg/día = 3,750 ml/día.

Hidroxietilalmidón (130/0.4/6%): 3 g/kg/día = 225 g/día.

En técnicas de hemodilución: Se deberán atender todas las recomendaciones metodológicas y las condiciones particulares de los pacientes para efectuar las diferentes técnicas de hemodilución modernas, como son la Hemodilución Normovolémica Aguda (HNA) o la Hemodilución Hipervolémica Aguda (HHA), siendo el elemento expansor plasmático más recomendado actualmente el hidroxietilalmidón.

El objetivo es reducir el hematócrito (índice clínico-metodológico), con o sin pérdida de volumen sanguíneo, como medida profiláctica o terapéutica, ya que se mejoran las condiciones reológicas y se disminuyen las pérdidas sanguíneas y, por ende, los requerimientos de reposición con sangre o derivados.

En términos generales la reposición de volumen en HNA es: 1 a 1 (1 ml de hidroxietilalmidón x 1 ml de sangre perdida o extraída).

En términos generales la administración de hidroxietilalmidón para expansión de volumen sin pérdida sanguínea (HHA) es: 15 ml/kg de peso corporal. (Administración lenta y con monitoreo clínico pertinente).

En pediatría: Se está iniciando exitosamente en años recientes el uso de hidroxietilalmidón/0.4/6% en niños (desde recién nacidos), y se ha encontrado que la dosis de 16 mg ± 9 ml por kg de peso corporal brinda eficacia y seguridad.

Sin embargo, se deben considerar las condiciones hemodinámicas, de hidratación previa, de necesidades de coloides, la enfermedad básica de cada niño, para adecuar la dosis a administrar.

En técnicas de leucoféresis: En adultos, generalmente la cantidad que se requiere es de 250 a 700 ml de hidroxietilalmidón a 6% (con anticoagulante de citrato), administrados en forma aséptica a la línea de ingreso del aparato de centrifugación en una proporción de 1:8 a 1:13 de sangre venosa total.

Hidroxietilalmidón a 6% y el citrato deberán mezclarse perfectamente para asegurar la anticoagulación efectiva de la sangre debido a que ésta fluye a través de la máquina de leucoféresis.

No use contenedores de plástico en conexiones en serie.

Si la administración es controlada por una bomba, deberá tenerse la precaución de detener el bombeo antes de que el envase se vacíe por completo o de que pueda causar embolismo aéreo.

Si la administración se realiza mediante presión, se deberá retirar todo el aire del contenedor a través del sitio para inyección para medicamentos.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL

La sobredosis puede ocasionar alteración de los mecanismos de la coagulación, lo cual puede producir sitios de sangrado clínicamente importantes, también se pueden presentar hemodilución, sobrecarga circulatoria y edema pulmonar.

En caso de sobredosis severa en que el hematócrito disminuya por debajo de 25% debido a hemodilución puede administrarse paquete globular y si se requiere, sangre total.

Deberá asistirse además con terapia de sostén y medidas generales, como el uso de diuréticos, la suspensión de la infusión, y con fármacos y medidas específicas para cada caso en particular.

PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTIL

No se han realizado estudios en humanos acerca del potencial carcinogénico, mutagénico ni teratogénico con el hidroxietilalmidón. Se desconoce si el hidroxietilalmidón altera la capacidad reproductiva.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN

Literatura exclusiva para médicos. No se deje al alcance de los niños. Su venta requiere receta médica. Si no se administra todo el producto deséchese el sobrante. No se administre si la solución no es transparente, si contiene partículas en suspensión o sedimentos o si el cierre ha sido violado. El empleo de este medicamento durante el embarazo y la lactancia queda bajo la responsabilidad del médico. Equipo Flebotek® normogotero Reg. Núm. 84828, SSA. Deséchese el equipo Flebotek® normogotero después de su uso.

Hecho en México por:

LABORATORIOS PISA, S. A. de C. V.

Reg. Núm. 136M2012, SSA IV

 

El contenido de Galenox.com es únicamente para profesionales de la salud.

Para leer más Ingresa o Regístrate

Iniciar sesión

 

¿Aún no eres parte de Galenox®?

Regístrate para obtener una cuenta GRATUITA

Obten acceso ilimitado a :

Noticias médicas

Congresos nacionales e internacionales

Educación médica continua

 

Registrarse

today Congresos nacionales

today Congresos internacionales

forum Últimos tweets

Conoce el wearable para monitorear el corazón #salud #cardiología https://t.co/N8XAO0Ab3r https://t.co/mLLPAYXBiw
Tratamiento para la colitis nerviosa con… ¿bacterias? #salud #bacterias https://t.co/qovN3SZM4P https://t.co/FhDvnXlrMc
Los kilos extra influyen en el trastorno bipolar. Descubre por qué #salud #obesidad https://t.co/sci7FDB1PD https://t.co/Tn6eb5a44T
¿La rotación de residentes es un peligro para los pacientes? #salud #galenox https://t.co/AKw4C7iYc5 https://t.co/NHZ4KCOy8C

Políticas de privacidad - Términos de Uso

Galenox.com - ¡Tu colega siempre en línea!

REGISTRO