Galenox.com
Registrese en Galenox.com
 

Actinomicetoma

Introducción

Es una infección granulomatosa crónica causada por diversas bacterias filamentosas, siendo las más frecuentes Nocardia brasilensis y Nocardia asteroides. 

Cuadro clínico

La localización más frecuente son los miembros inferiores (60–75%), sobre todo el pie, seguido por el tronco, la espalda y los miembros superiores debido al hábito de transportar diversos objetos. El micetoma clínicamente se presenta como nódulos o placas con múltiples fístulas que drenan un material seropurulento, en el que se encuentran las formas parasitarias denominadas granos. Las lesiones en su evolución presentan un crecimiento lento, progresivo y pueden afectar al tejido subcutáneo, fascia y huesos. Suele observarse lesiones cicatriciales retractiles asociadas. Se han descrito formas de presentación atípicas o inusuales, bien por su localización, por el número de áreas anatómicas afectadas o por el tamaño de las lesiones. Los minimicetomas son generalmente únicos, con una o 2 fístulas, sin aumento de volumen y de evolución crónica. 

Diagnóstico

El diagnóstico se puede establecer mediante la observación en el examen directo de las estructuras polilobuladas de coloración amarillenta y morfología reniforme o, granos. En aquellos casos donde exista una sospecha clínica y no se observen, se debe realizar un estudio histológico que se caracteriza por un infiltrado granulomatoso mixto y la presencia de pequeños granos actinomicóticos, que son parcialmente ácido alcohol resistente. El cultivo del material obtenido de las lesiones, en medio de agar Saboraud a 37°C durante 7–10 días, permite el crecimiento de las características colonias blanco calcáreas de aspecto cerebriforme. 

Tratamiento

El tratamiento de primera elección es el trimetoprim-sulfametoxazol a dosis de 25/5mg/kg/12h vía oral, asociado con diaminodifenilsulfona a dosis de 25mg/día. Aunque la duración óptima del tratamiento no ha sido establecida, se recomienda administrarlo durante un periodo entre 6 semanas y un año. Otras opciones terapéuticas empleadas son minociclina, amikacina, cefalosporinas, eritromicina, imipenem, y también se ha utilizado con éxito la amoxicilina-clavulánico en pacientes pediátricos.

Importante

En pacientes con lesiones nodulares o pequeñas úlceras de larga evolución y secundarias a pequeños traumatismos, que no responden al tratamiento antibiótico habitual, se debe pensar en esta entidad.

 

 

Hernández Bel-P et al. Actinomycetoma by Nocardia brasiliensis. An Pediatr.2010;73:213-4 - Vol. 73 Núm.4 

 

El contenido de Galenox.com es únicamente para profesionales de la salud.

Para leer más Ingresa o Regístrate

Iniciar sesión

 

¿Aún no eres parte de Galenox®?

Regístrate para obtener una cuenta GRATUITA

Obten acceso ilimitado a :

Noticias médicas

Congresos nacionales e internacionales

Educación médica continua

 

Registrarse

today Congresos nacionales

today Congresos internacionales

forum Últimos tweets

Conoce el wearable para monitorear el corazón #salud #cardiología https://t.co/N8XAO0Ab3r https://t.co/mLLPAYXBiw
Tratamiento para la colitis nerviosa con… ¿bacterias? #salud #bacterias https://t.co/qovN3SZM4P https://t.co/FhDvnXlrMc
Los kilos extra influyen en el trastorno bipolar. Descubre por qué #salud #obesidad https://t.co/sci7FDB1PD https://t.co/Tn6eb5a44T
¿La rotación de residentes es un peligro para los pacientes? #salud #galenox https://t.co/AKw4C7iYc5 https://t.co/NHZ4KCOy8C

Políticas de privacidad - Términos de Uso

Galenox.com - ¡Tu colega siempre en línea!

REGISTRO