Galenox.com
Registrese en Galenox.com

Mucormicosis

Introducción

La mucormicosis nasosinusal es poco frecuente, y afecta principalmente a inmunodeprimidos, como los diabéticos. El Mucor puede comprometer pulmón, sistema nervioso central, tracto gastrointestinal y piel (esto generalmente en pacientes quemados).

La presentación más común es la rinocerebral, que afecta inicialmente la nariz y senos paranasales, y puede progresar a la órbita y encéfalo. La mucormicosis nasosinusal se clasifica dentro de las sinusitis fúngicas invasivas. El término mucormicosis se aplica a cualquier infección micótica por el orden Mucorales, perteneciente a la clase Zygomycetes.

Cuadro clínico

Se han realizado estudios que han arrojado que los síntomas más comunes son: fiebre, ulceración nasal y necrosis, edema periorbitario y facial, disminución de la visión, oftalmoplegia, sinusitis, cefalea, algia facial, obnubilación y rinorrea o congestión nasal, anestesia corneal, celulitis orbitaria, proptosis, necrosis palatina y gingival, defectos pupilares, parálisis del VII par, dolor periorbitario, quemosis, epistaxis, parestesias faciales, diplopía y necrosis facial.

La forma aguda fulminante se caracteriza por progresión rápida de la enfermedad debido a diseminación vascular del hongo y deceso en pocos días. Aparece compromiso de la órbita y cerebro, pudiendo presentar ceguera, parálisis facial y meningitis.

Las forma invasiva crónica, de evolución indolente, puede presentar acumulación de hifas simulando un micetoma y asociarse con el síndrome del apex orbitario, diabetes mellitus y tratamiento con corticoesteroides. El síndrome del apex orbitario se caracteriza por disminución de la visión, inmovilidad ocular debido a la presencia de una masa en el techo orbitario, originada por la invasión del hongo desde las celdillas etmoidales.

Diagnóstico

Se basa en la sospecha clínica, se puede realizar TAC, que evidenciara la invasión y afectación de los senos paranasales, la confirmación es histopatológica, puede haber invasión no sólo de senos, también de vasos linfáticos y a veces de la carótida.

Tratamiento

El tratamiento consiste en altas dosis de anfotericina B, aseo quirúrgico de los tejidos necróticos y medidas para revertir el compromiso inmunológico. Se realizan estudios para comparar la eficacia de nuevas formas de anfotericina B, agentes antifúngicos azólicos, otros agentes antifúngicos y modificadores de respuesta biológica.

 

FERGUSON BJ. Mucormycosis of the nose and Paranasal sinuses. Otolaryngol Clin North Am 2000.

 

El contenido de Galenox.com es únicamente para profesionales de la salud.

Para leer más Ingresa o Regístrate

Iniciar sesión

 

¿Aún no eres parte de Galenox®?

Regístrate para obtener una cuenta GRATUITA

Obten acceso ilimitado a :

Noticias médicas

Congresos nacionales e internacionales

Educación médica continua

 

Registrarse

today Congresos nacionales

today Congresos internacionales

forum Últimos tweets

Conoce el wearable para monitorear el corazón #salud #cardiología https://t.co/N8XAO0Ab3r https://t.co/mLLPAYXBiw
Tratamiento para la colitis nerviosa con… ¿bacterias? #salud #bacterias https://t.co/qovN3SZM4P https://t.co/FhDvnXlrMc
Los kilos extra influyen en el trastorno bipolar. Descubre por qué #salud #obesidad https://t.co/sci7FDB1PD https://t.co/Tn6eb5a44T
¿La rotación de residentes es un peligro para los pacientes? #salud #galenox https://t.co/AKw4C7iYc5 https://t.co/NHZ4KCOy8C

Políticas de privacidad - Términos de Uso

Galenox.com - ¡Tu colega siempre en línea!

REGISTRO