Galenox.com
Registrese en Galenox.com

create Revisión rápida de temas - Marcadores hepatitis

 

Marcadores hepatitis

¿CUÁLES SON LOS MARCADORES DE HEPATITIS VÍRICA MÁS IMPORTANTES?

Existen principalmente cinco virus relacionados con el desarrollo de hepatitis vírica: el virus de la hepatitis A (VHA), el de la hepatitis B (VHB), hepatitis C (VHC), hepatitis D (VHD) y el de la hepatitis E (VHE), para poder determinarlos tanto en sus manifestaciones agudas de la enfermedad como en las crónicas, se dispone de diferentes pruebas y marcadores que se describen a continuación (Alberta Clinical Practice Guidelines Program, 2006):

  • ANTI- VHA Ig M
  • Es el marcador que se utiliza para el diagnóstico de una hepatitis A. Solo se detecta en la fase aguda y en la convalecencia precoz: al menos cuatro meses (Guidelines for clinical laboratory practice 2000). También puede desarrollarse tras la administración de la vacuna contra la hepatitis A (Guidelines and Protocols Advisory Committee, 2005).
  • ANTI- VHA total (IgM e IgG)
    Indica infección pasada e inmunidad permanente adquirida o inmunización activa por vacunación. (Guidelines and Protocols Advisory Committee, 2005).
  • HBs Ag
    Antígeno de superficie del virus B. Se utiliza para el diagnóstico de la infección aguda y crónica. Aparece en suero al final del período de incubación de la hepatitis B, en la fase aguda y, si ésta evoluciona favorablemente desaparece entre el 2º y el 4º mes. Si se detecta más allá de 6 meses indica paso a la cronicidad. Es un marcador muy útil para detectar portadores crónicos.
  • ANTI-HBs
    Anticuerpos frente al antígeno de superficie del virus B. Indica recuperación de la enfermedad e inmunoprotección frente al virus B. Es el último que aparece y lo hace después de aclararse el HBs Ag con un intervalo hasta de 6 meses. Persiste durante años. Es el único marcador que debe buscarse en las personas vacunadas (Guidelines for clinical laboratory practice 2000). Si los niveles están por debajo de 10mlU/mL, el paciente presenta una inmunidad insuficiente, excepto en las personas ya vacunadas, que con el tiempo han sufrido descenso de los mismos y sin embargo se les considera inmunes, en este grupo de pacientes no es necesaria la monitorización rutinaria de los niveles de este marcador (Alberta Clinical Practice Guidelines Program, 2006). Niveles superiores a 10mlU/mL indican inmunización (Guidelines and Protocols Advisory Committee, 2005).
  • ANTI-HBc
    Anticuerpos frente a las proteínas del core. Puede determinarse de dos maneras: anti-HBc total (IgM e IgG) y anti-HBc Ig M. Es el primer anticuerpo que aparece en una hepatitis B y el que más tiempo permanece, durante años. Es posible detectar el anti-HBc total en: infección aguda, convalecencia, infección crónica y curada, por este motivo tiene escaso valor diagnóstico ya que no diferencia entre infección actual o pasada. El anti-HBc IgM puede encontrarse en formas agudas y crónicas (Guidelines and Protocols Advisory Committee, 2005). Su presencia es de gran utilidad para diagnosticar hepatitis B aguda en estadíos tempranos de la enfermedad, cuando todavía no se ha positivizado el HBsAg (periodo ventana) (Guidelines for clinical laboratory practice 2000).
  • HBe Ag
    Antígeno e del virus B. Indica replicación viral activa e infectividad. Si persiste más alta de 6-8 semanas indica el posible paso a cronicidad (aunque hay excepciones). Desaparece esporádicamente en un 10-20% de pacientes cada año. Su negatividad es signo de buen pronóstico, en cambio su aparición en los portadores crónicos se correlaciona con el desarrollo de cirrosis (Guidelines and Protocols Advisory Committee, 2005). La determinación de sus niveles es muy útil en la indicación y posterior monitorización del tratamiento en pacientes con enfermedad crónica (Alberta Clinical Practice Guidelines Program, 2006).
  • ANTI-HBe
    Anticuerpos frente al antígeno e del virus B. Aparecen tras la negativización del Hbe Ag, en la fase de remisión de la enfermedad aguda y también en las fases tempranas de la crónica. En la hepatitis aguda y en los portadores crónicos pronostican buena evolución y baja infecciosidad. Si se detecta junto al Anti-HBc confirma que está en la convalecencia. En la hepatitis crónica suele indicar que ha cesado la replicación y su presencia es paralela al HBsAg (Alberta Clinical Practice Guidelines Program, 2006).
  • DNA-VHB
    La presencia del DNA del virus tanto en serología como en plasma se relaciona con infección activa (replicación viral hepática) e infecciosidad. En la práctica clínica es un marcador muy útil en la monitorización del tratamiento (Alberta Clinical Practice Guidelines Program, 2006).
  • ANTI-VHC
    Poco útil en las infecciones agudas ya que comienza a detectarse aproximadamente a las 11 semanas (6-24 semanas). Si la infección se autolimita desaparece gradualmente aunque puede persistir hasta 5 años después de la curación. Si la infección se cronifica persiste.
    Su interpretación es difícil ya que puede ser marcador de infección pasada y curada, un falso positivo o una infección crónica.
  • RNA- VHC
    Su determinación tanto en suero como e plasma confirma la infección activa, además puede aparecer a las dos semanas de la infección (Guidelines and Protocols Advisory Committee, 2005).
  • Anti- VHE
    Son los anticuerpos del virus de la hepatitis E (anti-VHE IgM y anti-VHE IgG) que determinan el diagnóstico específico. Solamente deben solicitarse cuando existe una alta sospecha de infección por este virus y por lo tanto, no de forma rutinaria en el diagnóstico de una hepatitis aguda de origen viral (Alberta Clinical Practice Guidelines Program, 2006; Guidelines and Protocols Advisory Committee, 2005).
  • ANTI-VHD
    Se detectan exclusivamente en presencia de marcadores del VHB y, en la gran mayoría de los casos, el HBs Ag es positivo. Indica infección aguda o que ha estado infectado en el pasado. Para establecer la diferencia, los títulos elevados o en aumento en dos muestras sucesivas indica infección actual. Estos anticuerpos tienen efecto protector.

 

¿Cómo se interpretan los marcadores de hepatitis? Ver tabla

¿Cómo actuar ante la sospecha de hepatitis?


Ante un paciente con sospecha clínica de padecer una hepatitis viral aguda, en primer lugar estará indicado determinar los niveles de transaminasas, especialmente la ALT. En el caso de que sus niveles estén elevados al menos cinco veces por encima de los niveles normales, se solicitará una analíticas con la determinación de los siguientes marcadores: anti-HAV IgM, HBsAg, anti-HBc IgM, y el anti-VHC (Guidelines and Protocols Advisory Committee, 2005; Alberta Clinical Practice Guidelines Program, 2006). (Ver diagrama)

En pacientes con sospecha de hepatitis crónica, se deberá solicitar una analítica con los siguientes marcadores virales: HBsAg, Anti-HBc total, Anti-Hbs y Anti-VHC. (Guidelines and Protocols Advisory Committee, 2005). (Ver diagrama)

Aviso a pacientes o familiares: 
La información de este sitio está dirigida a profesionales de atención primaria. Su contenido no debe usarse para diagnosticar o tratar problema alguno. Si tiene o sospecha la existencia de un problema de salud, imprima este documento y consulte a su médico de cabecera.

Bibliografía

  • Alberta Clinical Practice Guidelines Program. Serological testing for suspected viral hepatitis: summary of the laboratory guidelines for serological testing for suspected viral hepatitis, March 1997 [Internet]. Edmonton: The Program; revisado 2006 [acceso 20/12/ 2006 ]. Disponible en: http://www.topalbertadoctors.org/TOP/CPG/
    SerologicalTestingViralHepatitis/SerologicalTestingViralHepatitis.htm

  • Córdoba García R, Hernández Moreno AC. Pruebas diagnósticas. En: Martín Zurro A, Cano Pérz JF. (edit.) Atención Primaria: Conceptos, organización y práctica clínica. 5ª ed. Madrid: Elsevier; 2003. p.453-472.

  • Finnish Medical Society Duodecim. Viral hepatitis. En: EBM Guidelines. Evidence-Based Medicine [Internet]. Helsinki, Finland: Duodecim Medical Publications Ltd.; 2005 [acceso 20/12/ 2006].

  • Ghany M, Hoofnagle JH. Enfermedades del hígado y vías biliares. En: Dennos L. Kasper (edit.) Harrison Principios de Medicina Interna. 16ª ed. Madrid: Mc Graw-Hill;2005. p.1992-1997.

  • Guidelines and Protocols Advisory Committee. Viral Hepatitis Testing [Internet]. Victoria, Canada: BC Ministry of Health; 2005 [acceso 20/12/ 2006 ]. Disponible en: http://www.hlth.gov.bc.ca/msp/protoguides/gps/vihep.pdf

  • Herrerías Gutiérrez JM, Amador Romero FJ. Gastroenterología en atención Primaria. Madrid: Ed Aula Médica; 2002

  • Johnston DE, Special considerations in interpreting liver function test. Am Fam Physician 1999; 59: 2223-30

  • Montoro Huguet MA. Principios básicos de gastroenterología para médicos de familia. 2ª ed. Madrid: Jarpyo; 2002

  • Sociedad española de Medicina Familiar y Comunitaria. Guía de ayuda al diagnóstico en Atención Primaria. Barcelona: Semfyc ediciones; 2003

 

El contenido de Galenox.com es únicamente para profesionales de la salud.

Para leer más Ingresa o Regístrate

Iniciar sesión

 

¿Aún no eres parte de Galenox®?

Regístrate para obtener una cuenta GRATUITA

Obten acceso ilimitado a :

Noticias médicas

Congresos nacionales e internacionales

Educación médica continua

 

Registrarse

today Congresos nacionales

today Congresos internacionales

forum Últimos tweets

Conoce el wearable para monitorear el corazón #salud #cardiología https://t.co/N8XAO0Ab3r https://t.co/mLLPAYXBiw
Tratamiento para la colitis nerviosa con… ¿bacterias? #salud #bacterias https://t.co/qovN3SZM4P https://t.co/FhDvnXlrMc
Los kilos extra influyen en el trastorno bipolar. Descubre por qué #salud #obesidad https://t.co/sci7FDB1PD https://t.co/Tn6eb5a44T
¿La rotación de residentes es un peligro para los pacientes? #salud #galenox https://t.co/AKw4C7iYc5 https://t.co/NHZ4KCOy8C

Políticas de privacidad - Términos de Uso

Galenox.com - ¡Tu colega siempre en línea!

REGISTRO