Galenox.com
Registrese en Galenox.com

Dolor agudo

¿De qué hablamos?

El dolor se define como una sensación desagradable, subjetiva y asociado a un componente emocional que en ocasiones no se correlaciona con el daño objetivo. Su descripción dependerá de la localización, intensidad, impacto en la calidad de vida o de su significado en relación con el contexto cultural, psicosocial o económico.

El dolor agudo es breve, aunque a veces puede prolongarse hasta que no se resuelve la enfermedad que lo origina.

Esta GPC se refiere únicamente al manejo diagnóstico y terapéutico del dolor agudo y no tiene en cuenta las patologías específicas que lo originan, ni tampoco aborda el control del dolor en pacientes con cáncer o neuropatías que por definición sería un dolor crónico.

¿Cómo podemos clasificarlo?

En función del mecanismo que determina el origen del dolor:

  • Dolor somático: Provocado por la activación de los receptores nociceptivos localizados en el tejido muscular, piel, pleura y membranas peritoneales. Es localizado y constante en el lugar donde se ha producido la lesión. Habitualmente de comienzo reciente y con frecuencia descrito como un pinchazo o una puñalada.
  • Dolor visceral: Se genera por la estimulación que provoca una inflamación, compresión o destrucción de los receptores nociceptivos de las vísceras. El dolor se localiza de forma difusa e imprecisa y frecuentemente referido a distancia de donde se origina.
  • Dolor neuropático: Se desencadena por un daño a nivel de las fibras nerviosas centrales o periféricas, generando sensaciones de dolor que el paciente describe de forma intensa y prolongada, como quemazón, corriente eléctrica, lancinante o un apretón. Con frecuencia es un dolor constante, crónico, pero a veces se intensifica de forma paroxística.

En un mismo paciente pueden coexistir varios tipos de dolor. Identificar el mecanismo que lo provoca mejora su manejo terapéutico [D]

¿Cómo se diagnostica?

Es muy importante realizar una correcta anamnesis con el objeto de encontrar la causa que lo origina. Si el paciente se expresa con dificultad debemos entrevistar también a su cuidador. La intervención del clínico deberá hacerse en los siguientes pasos:

  • Historia clínica general.
  • Valoración del dolor: inicio, localización, intensidad, irradiación, características para determinar si se trata de dolor somático, visceral o neuropático. Duración, factores que lo favorecen o lo alivian y asociación con otros síntomas. Al no disponer de parámetros bioquímicos o neurofisiológicos para medirlo, puede ser útil manejar las siguientes escalas:
    • Unidimensionales:
      • Escalas numéricas verbales, que miden el dolor del “0” al “10”, siendo el primer valor ausencia del mismo y el último la expresión máxima de dolor.
      • Escalas numéricas visuales, mediante reglas de 10 centímetros, en las que en un extremo está marcada “sin dolor” y en el otro “el peor dolor imaginable”. El paciente tiene que señalar el lugar de la línea donde corresponda la intensidad de su dolor.
    Ambas herramientas son útiles para realizar un seguimiento de la intensidad del dolor en un mismo paciente, aunque tienen el inconveniente de que no interpretan la complejidad de la experiencia de dolor, y su fiabilidad disminuye en pacientes de edad avanzada, cuando existe deterioro cognitivo, visual, auditivo o del lenguaje. En pacientes con dificultades para la comunicación verbal habrá que evaluarlo a través del cuidador.
      • Escalas de dolor en función de la expresión facial: Aunque en su origen fueron diseñadas para utilizarse en niños, actualmente existen aplicaciones para su uso en adultos. Se fundamentan en la apreciación del lenguaje no verbal determinando cambios en los valores de las cifras de tensión arterial, pulso, sudoración, agitación, confusión, irritabilidad, apatía, inactividad, disminución del apetito o expresiones faciales de dolor. Tienen la ventaja de no estar influenciadas por el sexo, raza o diferencias culturales. Son útiles en pacientes con deterioro cognitivo.
    • Multidimensionales:
      • Cuestionario de dolor de McGill: Es el más conocido aunque por el momento no está validado en castellano. En su forma original se necesitan de 20 a 30 minutos para cumplimentarlo, mientras que su forma reducida, solamente precisa de 2 a 3. El paciente tiene que elegir entre 20 grupos de palabras descriptivas para realizar una caracterización sensorial, afectiva y cualificación del dolor. Además incluye una escala de intensidad de dolor, de analgesia y una figura humana sobre la que el paciente señalará la localización de su dolor.
      • Escala inventario breve de dolor, utilizado fundamentalmente en pacientes con cáncer para determinar de una manera rápida la intensidad y localización del dolor, eficacia de los analgésicos e interferencia en su calidad de vida.
    Estas escalas permiten realizar una valoración más global del paciente con dolor.
  • Exploración física general, que en los niños, pacientes con dificultades en el lenguaje o con deterioro cognitivo deberá enfocarse también a buscar signos indirectos del dolor como: Expresiones faciales, cambios en el pulso, cifras de tensión arterial o la frecuencia respiratoria.
  • Los estudios de imagen estarán indicados en función de los hallazgos de la anamnesis y la exploración física.

¿Cómo tratarlo?

Hay que tener en cuenta la sintomatología que presenta el paciente, el mecanismo que lo provoca (teniendo en cuenta siempre la posible coexistencia de ellos) y la intensidad del dolor. En función de estas características se puede esperar una respuesta más eficaz a distintas medidas terapéuticas (tabla1) (algoritmo 1).

Algoritmo 1.- Manejo del paciente con dolor agudo

Las medidas terapéuticas disponibles para el tratamiento del dolor agudo son las siguientes:

  • Tratamiento farmacológico:
    • Fármacos no opioides
    • Fármacos opioides
  • Medidas adyuvantes:
    • Farmacológicas
    • Psicológicas
    • Físicas
    • Acupuntura
  • Procedimientos invasivos:
    • Bloqueos neuroaxiales
    • Bloqueos regionales

A la hora de seleccionar cada una de ellas es necesario tener en cuenta, además del mecanismo e intensidad del dolor, la eficacia de los diferentes fármacos. Para ello se utiliza el Número Necesario a Tratar (NNT) que es el número de pacientes que necesitan recibir un fármaco para que tengan un alivio del dolor del 50% durante un periodo de 6 horas comparado con placebo. Los medicamentos que tienen un NNT más próximo a 2 son de mayor eficacia.

Tratamiento farmacológico

  • Fármacos analgésicos no opioides: Paracetamol, combinaciones y antinflamatorios no esteroideos (AINES) (Tabla 2)
    • Son útiles en el tratamiento inicial del dolor agudo leve– moderado.
    • Los AINES y el Paracetamol (solos o en combinación), son los más efectivos en el control del dolor agudo.
    • Entre los AINES, el Ibuprofeno y el Diclofenaco son los más eficaces.
    • Salvo que la situación clínica del paciente lo indique, no hay evidencias de que la vía rectal o parenteral superen en eficacia a la vía oral.
    • El efecto secundario más importante de los AINEs es el sangrado gastrointestinal, que ocurre con mayor frecuencia en pacientes mayores de 60 años, con antecedentes de sangrados previos o que usan de forma concomitante corticoides. También pueden provocar Insuficiencia Renal Aguda en pacientes con antecedentes de enfermedad renal que utilizan diuréticos de asa o que han tenido una pérdida sanguínea superior al 10%.
    • Los AINES tópicos son efectivos para tratar lesiones musculoesqueléticas. Los más eficaces son el Ketoprofeno, Ibuprofeno y Piroxicam, sin que se puedan establecer diferencias entre ellos. Las reacciones locales y sistémicas son raras y los niveles plasmáticos del fármaco son inferiores a la vía oral, por lo que el sangrado gastrointestinal es menos frecuente
    • Son útiles para el control del dolor de intensidad moderada– severo. También se utilizan en asociación con analgésicos no oipiodes, cuando éstos no consiguen un buen control.
    • La Morfina es el fármaco de referencia. Las formulaciones de liberación retardada, tanto orales como transdérmicas no deben emplearse para el control del dolor agudo.
    • Los efectos secundarios incluyen náuseas, vómitos, estreñimiento, prurito, retención urinaria, sedación y depresión respiratoria.
    • La Morfina y la Codeína tienen un metabolito activo con mayor toxicidad renal que otros del grupo. Deben evitarse los esquemas terapéuticos de dosis fijas cuando la función renal esté alterada.
    • El médico debe estar familiarizado con su manejo y sus efectos secundarios. Si se utilizan de forma adecuada es infrecuente el desarrollo de dependencia o tolerancia en el transcurso del tratamiento del dolor agudo.

Medidas adyuvantes

Incluyen fármacos y medidas terapéuticas con el objetivo de reducir la dosis de analgésicos opioides o no opioides que precisa un paciente.

  • Tratamientos farmacológicos: Pueden tener efecto analgésico propio o potenciar la acción analgésica de otros grupos farmacológicos. No hay evidencias que apoyen su uso en monoterapia en el tratamiento del dolor agudo. Se incluyen:
    • Antidepresivos tricíclicos: Tienen poder analgésico propio. Indicados en el control del dolor neuropático. La Amitriptilina es el fármaco más estudiado aunque sus efectos secundarios limitan su uso en pacientes ancianos. Precisa dosis inferiores a las antidepresivas para conseguir el efecto analgésico (25-150 mg/día) [B].
    • Anticonvulsivantes: La Gabapentina, Carbamacepina y Pregabalina están indicados en el tratamiento del dolor neuropático. La Gabapentina y la Carbamacepina tienen la misma eficacia analgésica. Dosis de 2400-3600 mg/día de Gabapentina es tan eficaz como los antidepresivos tricíclicos [A].
    • Esteroides: Mejoran el dolor al disminuir el edema peritumoral y por su efecto antinflamatorio. Indicados en pacientes con lesiones malignas que infiltran plexos nerviosos y no responden a fármacos opioides. La dosis habitual es de 16 mg/día de dexametasona o equivalente.
    • Benzodiacepinas: Útiles en el control del dolor agudo asociado a contractura muscular en pacientes con ansiedad, antes de añadir fármacos opioides. Esta asociación está limitada porque se potencian sus efectos secundarios.
    • Cafeína: A dosis de 65 mg/día mejora el efecto analgésico de fármacos como la aspirina. Indicada en determinados casos de dolor agudo (extracción dentaria, episiotomía, etc.)
    • Antihistamínicos: Controlan efectos secundarios (prurito, insomnio, etc.) provocados por algunos fármacos manejados en el control del dolor agudo. Carecen de efecto analgésico propio.
  • Medidas psicológicas: Se han utilizado técnicas psicoeducativas, de relajación, hipnosis, desensibilización entre otras, con el objeto de mejorar o aliviar el dolor de los pacientes, principalmente en edad pediátrica. Se han observado mejorías en el control del dolor y disminución de la estancia hospitalaria [C].
  • Medidas físicas: Los estudios demuestran que el frío, el calor, los masajes y el TENS están solamente indicados para el control del dolor crónico [C].
  • Acupuntura: Las evidencias del uso de la acupuntura en el control del dolor agudo son limitadas [C].

Procedimientos invasivos

Se han realizado estudios con bloqueos regionales, neuroaxiales y simpáticos sin que se haya podido probar su eficacia clínica para el control del dolor agudo. Tampoco la infiltración de anestésicos en las heridas quirúrgicas tras la cirugía, ha demostrado disminución de las necesidades de analgesia [C].

Una vez indicado el plan terapéutico, es necesario una reevaluación periódica del mismo: cada 30 minutos para medicación parenteral, 60 para la oral y cada 30-60 minutos para los procedimientos no farmacológicos, con el fin de valorar el efecto sobre el control del dolor y la aparición de efectos secundarios [D].

De la misma forma que ocurre para la prescripción, es importante indicar al paciente como debe proceder al descenso y retirada de los fármacos o procedimientos indicados.

¿Cómo prevenirlo?

No sólo es importante tratar de forma correcta el episodio de dolor agudo sino también prevenirlo. Para ello deben tenerse en cuenta las siguientes medidas [D]:

  1. Individualizar la información que recibe el paciente, explicando las características generales de su dolor y cómo se espera que evolucione.
  2. Indicar la necesidad de “adelantarse a la aparición del dolor” para administrar el fármaco seleccionado.
  3. Discutir cuáles son las bases del manejo terapéutico para conseguir una rápida recuperación y evitar complicaciones, adaptando las pautas posológicas a las características de cada paciente.
  4. En la población infantil puede ser útil el uso de técnicas psicológicas: relajación, musicoterapia, utilización de juegos o medios audiovisuales.
  5. La analgesia preventiva, técnica que consiste en la administración de analgésicos no opioides, opioides o anestésicos locales previos a la realización de una intervención quirúrgica (anestesia) reduce la severidad del dolor postoperatorio [A].

Aviso a pacientes o familiares: 
La información de este sitio está dirigida a profesionales de atención primaria. Su contenido no debe usarse para diagnosticar o tratar problema alguno. Si tiene o sospecha la existencia de un problema de salud, imprima este documento y consulte a su médico de cabecera.

Bibliografía

  • The Integrated Approach to the Management of Pain. [Internet]. NIH Consens Statement 1986 May 19-21;6(3):1-8 [acceso 24 de abril de 2006]. Disponible en: http://consensus.nih.gov/1986/1986PainManagement055html.htm
  • Institute for Clinical Systems Improvement. Health Care Guideline. Assessment and Management of Pain Acute [Internet]. ICSI; Last Updated: 03/23/06 [acceso 24 de abril de 2006]. Disponible en: www.icsi.org
  • PRODIGY. Palliative care-pain. Prodigy guidance.[Internet]. NHS; 2004 [acceso 24 de abril de 2006]. Disponible en www.prodigy.nhs.uk
  • Bajwa Z, Warfield C. Overview of cancer pain. [Monografía en Internet]. Walthman (MA): UpToDate; 2005 [acceso 24 de abril de 2006]. Disponible en: http://www.uptodate.com/
  • Melzack R. The McGill Pain Questionnaire. En Pain Measurement and Assessment. Melzack R. ed. New York:Raven Press; 1983. p.41-47.
  • Daut R.L, Cleeland C.S. The prevalence and severity of pain in cancer. Cancer 1982;50:1913-18
  • Acute pain. [Internet]. Bandolier. Evidence-based health care. February 2003 [acceso 24 de abril de 2006].
  • McQuay HJ, Moore RA. Postoperative analgesia and vomiting, with special referente to day-case surgery: a systematic review [Intyernet]. Health Technology Assessment 1998;2(12) [acceso 24 de abril de 2006]. Disponible en: http://www.ncchta.org/execsumm/summ212.htm
  • Moore RA, Carroll D, Wiffen PJ, Tramer M, McQuay HJ A systematic review of topically-applied non-steroidal anti-inflammatory drugs. BMJ 1998; 316:333-8.
  • Barden J, Edwards J, Moore A et. al. Dosis única oral de paracetamol (acetaminofeno) para el dolor postoperatorio (Revisión Cochrane traducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus, 2006 Número 1. Oxford: Update Software Ltd. (Traducida de The Cochrane Library, 2006 Issue 1. Chichester, UK: John Viley & Sons, Ltd.)
  • Moore A, Collins S, Carroll D, et al. Dosis únicas de paracetamol (acetaminofeno), con y sin codeína, para el dolor postquirúrgico. (Revisión Cochrane traducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus, 2006 Número 1. Oxford: Update Software Ltd. (Traducida de The Cochrane Library, 2006 Issue 1. Chichester, UK: John Viley & Sons, Ltd.)
  • Edwards JE, Oldman A, Smith L, et. al. Dosis oral única de aspirina para el dolor agudo. (Revisión Cochrane traducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus, 2006 Número 1. Oxford: Update Software Ltd. (Traducida de The Cochrane Library, 2006 Issue 1. Chichester, UK: John Viley & Sons, Ltd.)
  • Moore RA, McQuay HJ. Single-patient data meta-analysis of 3453 postoperative patients: Oral tramadol versus placebo, codeine and combination analgesics. Pain 1997; 69:287-294
  • Collins SL, Moore RA, McQuay HJ et al. Dosis oral única de ibuprofeno y diclofenac para el dolor postoperatorio. (Revisión Cochrane traducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus, 2006 Número 1. Oxford: Update Software Ltd. (Traducida de The Cochrane Library, 2006 Issue 1. Chichester, UK: John Viley & Sons, Ltd.)
  • Barden J, Edwards J, Moore RA et. Al. Dosis única oral de diclofenaco para el dolor postoperatorio. (Revisión Cochrane traducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus, 2006 Número 1. Oxford: Update Software Ltd. (Traducida de The Cochrane Library, 2006 Issue 1. Chichester, UK: John Viley & Sons, Ltd.)
  • Mason L, Edwards JE, Moore RA et. Al. Dosis única oral de naproxeno y naproxeno sódico para el dolor postoperatorio agudo. (Revisión Cochrane traducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus, 2006 Número 1. Oxford: Update Software Ltd. (Traducida de The Cochrane Library, 2006 Issue 1. Chichester, UK: John Viley & Sons, Ltd.)
  • Mason L, Edwards J, Moore RA, et. Al. Single dose oral indometacin for the treatment of acute postoperative pain. The Cochrane Database for Systematic Reviews, Cochrane Library Number: CD004308. En: Cochrane Library, Issue 4, 2004. Chichester, UK: John Viley & Sons, Ltd.
  • Edwards JE, Loke YK, Moore RA, McQuay HJ. Single dose piroxicam in acute postoperative pain: a quantitative systematic review. 1999 Cochrane Library, Database of Cochrane Reviews.
  • Smith LA, Carroll D, Edwards JE, Moore RA, McQuay HJ. Single dose ketorolac and pethidine in acute postoperative pain: a systematic review. Br J Anaesth. 2000 ;84(1):48-58
  • Barden J, Edwards JE, Mc Quay HJ, et. Al. Celecoxib oral en dosis única para el dolor postoperatorio. (Revisión Cochrane traducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus, 2006 Número 1. Oxford: Update Software Ltd. (Traducida de The Cochrane Library, 2006 Issue 1. Chichester, UK: John Viley & Sons, Ltd.)
  • Barden J, Edwards J, Moore RA, et. Al. Rofecoxib oral en dosis única para el dolor postoperatorio. (Revisión Cochrane traducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus, 2006 Número 1. Oxford: Update Software Ltd. (Traducida de The Cochrane Library, 2006 Issue 1. Chichester, UK: John Viley & Sons, Ltd.)
  • Bates DW, Cullen DJ, Laird N, et. Al. Incidence of adverse drug events and potential adverse drug events. JAMA 1995; 274:29-34
  • Moore RA, McQuay HJ. Single-patient data meta-analysis of 3453 postoperative patients: Oral tramadol versus placebo, codeine and combination analgesics. Pain 1997; 69:287-294
  • McQuay, HJ, Moore, RA. An evidence-based resource for pain relief. Oxford: University Press; 1998
  • Collins SL, Edwards JE, Moore RA, McQuay HJ. Dosis única de dextropropoxifeno, solo y con paracetamol (acetaminofeno) para el dolor postoperatorio (Revisión Cochrane traducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus, 2006 Número 1. Oxford: Update Software Ltd. Disponible en: http://www.update-software.com. (Traducida de The Cochrane Library, 2006 Issue 1. Chichester, UK: John Wiley & Sons, Ltd.)
  • McQuay, HJ, Carroll, D, Moore, RA. Injected morphine in postoperative pain: a quantitative systematic review. Journal of Pain and Symptom Management 1999; 17:164-74.
  • Quigley C. Hidromorfona para el dolor agudo y crónico (Revisión Cochrane traducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus, 2006 Número 1. Oxford: Update Software Ltd. Disponible en: http://www.update-software.com. (Traducida de The Cochrane Library, 2006 Issue 1. Chichester, UK: John Wiley & Sons, Ltd.)
  • Wiffen PJ, McQuay HJ, Moore RA. Carbamazepina para el dolor agudo y crónico (Revisión Cochrane traducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus, 2006 Número 1. Oxford: Update Software Ltd. Disponible en: http://www.update-software.com. (Traducida de The Cochrane Library, 2006 Issue 1. Chichester, UK: John Wiley & Sons, Ltd.)
  • Wiffen P, Collins S, McQuay H, Carroll D, Jadad A, Moore A. Fármacos anticonvulsivantes para el dolor agudo y crónico (Revisión Cochrane traducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus, 2006 Número 1. Oxford: Update Software Ltd. Disponible en: http://www.update-software.com. (Traducida de The Cochrane Library, 2006 Issue 1. Chichester, UK: John Wiley & Sons, Ltd.).
  • Devine EC. Effects of psychoeducational care for adult surgical patients: a meta-analysis of 191 studies. Patient Educ Couns 1992; 19:129-42
  • Seers K, Carroll D Relaxation techniques for acute pain management- a systematic review. Journal of Advanced Nursing 1998; 27
  • Good M. Effects of relaxation and music on postoperative pain: a review. Journal of Advanced Nursing 1996;24: 903-914
  • Kleiber C, Harper DC. Effects of distraction on children’s pain and distress during medical procedures: a meta-analysis. Nurs. Res. 1999; 48: 44-49
  • Carroll D, Moore RA, McQuay HJ, Fairman F, Tramèr M, Leijon G. Estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (ENET) para el dolor crónico (Revisión Cochrane traducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus, 2006 Número 1. Oxford: Update Software Ltd. Disponible en: http://www.update-software.com. (Traducida de The Cochrane Library, 2006 Issue 1. Chichester, UK: John Wiley & Sons, Ltd.)
  • Furlan AD, Brosseau L, Imamura M, Irvin E. Masaje para el dolor lumbar (Revisión Cochrane traducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus, 2006 Número 1. Oxford: Update Software Ltd. Disponible en: http://www.update-software.com. (Traducida de The Cochrane Library, 2006 Issue 1. Chichester, UK: John Wiley & Sons, Ltd.)
  • Smith LA, Oldman AD. Acupuncture and dental pain. British Dental Journal 1999; 186:158-159
  • Moiniche S, Mikkelsen S, Wetterslev J, Dahl JB. A qualitative systematic review of incisional local anaesthesia for postoperative pain relief after abdominal operations. British Journal of Anaesthesia 1998; 81:377-383

 

El contenido de Galenox.com es únicamente para profesionales de la salud.

Para leer más Ingresa o Regístrate

Iniciar sesión

 

¿Aún no eres parte de Galenox®?

Regístrate para obtener una cuenta GRATUITA

Obten acceso ilimitado a :

Noticias médicas

Congresos nacionales e internacionales

Educación médica continua

 

Registrarse

today Congresos nacionales

today Congresos internacionales

forum Últimos tweets

Conoce el wearable para monitorear el corazón #salud #cardiología https://t.co/N8XAO0Ab3r https://t.co/mLLPAYXBiw
Tratamiento para la colitis nerviosa con… ¿bacterias? #salud #bacterias https://t.co/qovN3SZM4P https://t.co/FhDvnXlrMc
Los kilos extra influyen en el trastorno bipolar. Descubre por qué #salud #obesidad https://t.co/sci7FDB1PD https://t.co/Tn6eb5a44T
¿La rotación de residentes es un peligro para los pacientes? #salud #galenox https://t.co/AKw4C7iYc5 https://t.co/NHZ4KCOy8C

Políticas de privacidad - Términos de Uso

Galenox.com - ¡Tu colega siempre en línea!

REGISTRO