Galenox.com
Registrese en Galenox.com

create Revisión rápida de temas - Disfunción Eréctil

 

Disfunción Eréctil

¿Qué es?

La disfunción eréctil (DE) es la incapacidad persistente de conseguir y mantener una erección suficiente que permita una relación sexual satisfactoria. Se trata de un problema benigno relacionado con los aspectos físicos y psicológicos de la salud que tiene un impacto significativo en la calidad de vida de las personas afectadas y de su familia.

La prevalencia de la DE ha sido investigada con metodología diferente, el estudio MMAS 1 informa de la presencia de DE entre 44% y 52% de los varones de 40 a 70 años, de ellos 17.2% presentan DE de grado mínimo, 25.2% de grado moderado y una DE completa sólo 9.6%. En el estudio EDEM 2, realizado en España, se ha visto que 12% de los hombres de 25 a 70 años presentan disfunción eréctil.

La disponibilidad de nuevos fármacos seguros y cómodos para el tratamiento de la DE , y el interés por el problema ha potenciado el aumento de consultas por este motivo.

¿Por qué ocurre?

Hay numerosas factores que pueden alterar los mecanismos fisiológicos implicados en la erección. Aproximadamente 80% de los casos de DE es por causa orgánica y 20% restante por causa psicológica, hay muchos casos de etiología mixta: orgánica y psicógena 3,4. En los varones mayores de 50 años la causa más frecuente es la enfermedad vascular (60-80%), otras causas de DE de origen orgánico están relacionadas con problemas neurológicos (10-20%), hormonales (5-10%), alteraciones del pene o por el consumo de fármacos (25%) 4,5 (Tabla 1).

Ver Tabla 1. Causas de disfunción eréctil

¿Cómo orientamos el diagnóstico?

En la visita inicial es importante realizar una entrevista clínica completa que incluya datos clínicos, psicológicos y de historia sexual 4.7. Es imprescindible conocer el grado de armonía en las relaciones de pareja, la situación emocional, la forma de aparición y la duración del problema así como las posibles consultas y tratamientos realizados previamente. Es necesario investigar sobre la calidad de las erecciones, tanto de las relacionadas con la actividad sexual como las erecciones matutinas, en términos de rigidez y duración 8. Esta información unida a los otros datos de la historia clínica nos permiten orientar la etiología de la DE hacia causas orgánicas o psicológicas.

La presentación de una DE de manera brusca en un varón joven que tiene erecciones matutinas orienta a una causa psicogénica, lo mismo que si se asocia a situaciones emocionalmente intensas y existen antecedentes de episodios previos de disfunción con resolución espontánea. La DE debida a un problema arterial se presenta en varones mayores de una manera gradual, con antecedentes de enfermedad crónica o de uso de fármacos. La DE de causa vascular venosa se caracteriza por la dificultad para mantener la erección del pene una vez establecida. En la DE de origen hormonal se pierde el interés sexual5. Puede ocurrir que la DE sea la forma de presentación de una enfermedad cardiovascular o de diabetes.

Hay que distinguir la DE de otras alteraciones sexuales como la eyaculación precoz, la eyaculación retrasada o inhibida y la pérdida de la libido.

Existen cuestionarios estandarizados sobre la disfunción eréctil como:

IIEF Internation Index of Erectile Function 9 [Índice internacional de la función eréctil]
SHIM Sexual Health Inventory for Men 10 [Cuestionario sobre salud sexual masculina]
EDITS Erectile Dysfunction Inventory of Treatment Satisfaction [Cuestionario de satisfacción del tratamiento de la disfunción eréctil]

El IIEF tiene una sensibilidad y una especificidad adecuadas. Ha sido traducido y validado al español. Se compone de 15 preguntas que evalúan cinco aspectos en las cuatro últimas semanas: función eréctil, función orgásmica, deseo sexual, satisfacción coital y satisfacción general, es útil para detectar las áreas de dificultad y conocer el grado de severidad. La puntuación máxima del apartado de función eréctil integrado por 10 preguntas, es de 30. Entre 6 y 10 puntos se considera DE grave, entre 11 y 16 moderada, entre 17 y 25 leve y si obtiene entre 26 y 30 no existe DE.

El SHIM es una versión abreviada del IIEF del que se han seleccionado 5 preguntas, explora los últimos seis meses, es útil como herramienta de cribado para detectar DE en grupos de riesgo (sensibilidad= 0.98, especificidad=0.88). Se considera DE cuando la puntuación es igual o inferior a 21.

El examen físico incluye datos de los sistemas vascular (TA, pulsos periféricos, soplos inguinales), neurológico (reflejos anal, cremastérico y bulbocavernoso) y endocrino (ginecomastia), al mismo tiempo que se explora al aparato genital para descartar la presencia de problemas en el pene como la enfermedad de Peyronie o la alteración del tamaño de los testículos.

Las pruebas de laboratorio se orientan a la sospecha clínica, es recomendable medir la glucemia, la HbA1c, el colesterol, la función renal y la TSH. Existe la recomendación de realizar determinaciones de testosterona y prolactina aunque no hay acuerdo sobre la necesidad de hacerlo de manera rutinaria. Es razonable solicitar niveles de testosterona en los pacientes con alteración de los caracteres sexuales secundario o en un varón mayor de 50 años que presenta DE y pérdida de la libido, si la testosterona está disminuida se solicitará la determinación de prolactina 6,8,11,12.

Hay una serie de pruebas complementarias que no forman parte de la evaluación básica, que pueden ser solicitadas para completar el estudio de casos seleccionados8,12: Registro nocturno de la tumescencia del pene, inyección intracavernosa de alprostadilo, eco-doppler y arteriografía pudenda selectiva combinada con la inyección intracavernosa de sustancias vasoactivas.

Reflejo anal: se produce contracción del esfínter anal externo al tocar la piel perianal.
Reflejo cremastérico: se produce elevación del escroto al estimular borde interno del muslo.
Reflejo bulbocavernoso: mediante dedo introducido en el recto se percibe contracción del esfínter anal al presionar el glande.

Disfunción eréctil y cardiopatía

En la evaluación de los pacientes con cardiopatía que consultan por disfunción eréctil es preciso conocer el riesgo que supone la actividad sexual y el uso de fármacos destinados a mejorar la respuesta eréctil. Las recomendaciones sobre el manejo de la DE son objeto de revisión frecuente en la medida en la que se conocen cada vez mejor las propiedades farmacológicas de estos medicamentos y sus efectos sobre la actividad muscular cardiaca y la seguridad cardiovascular global. A continuación se resumen los criterios de clasificación de riesgo y las recomendaciones de manejo de cada uno de los grupos recogidas en el último documento de consenso. 13

Riesgo bajo:

  • Asintomático desde el punto de vista cardiovascular
  • Menos de tres factores de riesgo de enfermedad arterial coronaria (excluido género)
  • Angina estable
  • Infarto de miocardio antiguo no complicado
  • Clase I NYHA (New York Health Association)
  • Revascularización coronaria con éxito
  • HTA bien controlada
  • Enfermedad valvular leve.
  • Este grupo de pacientes son de bajo riesgo y no necesitan una evaluación especial antes de iniciar o reanudar la actividad sexual o utilizar fármacos con este fin.
  • Riesgo intermedio o indeterminado:
  • Más de tres factores de riesgo de enfermedad arterial coronaria (excluido género)
  • Angina estable moderada
  • Infarto de miocardio reciente > 2 y < 6 semanas
  • Clase II NYHA
  • Secuelas no cardíacas de enfermedad arterioesclerótica (como Ictus o enfermedad vascular periférica)
  • HTA controlada de manera irregular

Enfermedad valvular leve moderada

En estos pacientes no se conoce bien el grado de riesgo y es necesario realizar estudios para clasificarlos en el grupo de riesgo bajo o riesgo alto. Puede ser necesario consultar con cardiología antes de iniciar o reanudar la actividad sexual.

  • Riesgo alto
  • Arritmia de alto riesgo
  • Angina inestable o refractaria
  • Infarto de miocardio reciente (menos de dos semanas)
  • Clase III/IV de la NYHA
  • Miocardiopatía hipertrófica obstructiva u otras miocardiopatías
  • HTA mal controlada
  • Enfermedad valvular moderada/severa

Los pacientes en este grupo se encuentran, en general, muy sintomáticos, la actividad sexual supone un riesgo. Es necesario que sean evaluados y tratados por el cardiólogo, no es recomendable la actividad sexual hasta conseguir la estabilidad desde el punto de vista cardiológico.

¿Cuándo derivar a segundo nivel?

  • Patología urológica que lo requiera o duda diagnóstica
  • Patología endocrinológica. Hipogonadismo
  • Pacientes a los que es preciso realizar estudio vascular o neurológico
  • Patología psiquiátrica que precise tratamiento en segundo nivel
  • Cardiopatía de moderado y alto riesgo para la actividad sexual
  • Cuando el paciente o su médico desean realizar estudios adicionales
  • Fallo de tratamiento de primera línea


¿Cómo se trata?

El tratamiento ha de estar dirigido a la etiología de la DE siempre que sea posible y no sólo al tratamiento de los síntomas. Si la causa de DE se atribuye a enfermedad orgánica crónica buscaremos un buen control de la enfermedad además de insistir en la modificación de factores de riesgo8. En algunos casos la modificación de estilos de vida, los cambios en el uso de determinados fármacos o el abandono del consumo de sustancias puede suponer la solución de la DE, la actuación sobre factores de riesgo se puede realizar de manera previa o al mismo tiempo que se usan fármacos destinados a tratar la DE.

La disponibilidad de fármacos que tratan con éxito la DE no quiere decir que exista un tratamiento curativo. Sin embargo si que podemos hablar de posible curación cuando la DE se debe a causa psicógena, cuando está ocasionada por lesiones traumáticas arteriales en varones jóvenes y en algunos casos de etiología endocrinológica.

La deficiencia de testosterona puede estar ocasionada por insuficiencia testicular o por insuficiencia hipotálamo/ hipofisaria, es conveniente que sea estudiada en el segundo nivel. En los casos en los que se han excluido otras causas endocrinológicas de insuficiencia testicular se puede recurrir a tratamiento sustitutivo con testosterona, su uso está contraindicado en pacientes con historia de cáncer de próstata o con síntomas de prostatismo, la prescripción de andrógenos debe ir acompañada de seguimiento para detectar precozmente la aparición de problemas de próstata o hígado. El tratamiento con testosterona puede mejorar la respuesta eréctil al provocar dilatación arterial de los cuerpos cavernosos pero no es efectivo en todos los casos8.

Los pacientes jóvenes con DE y antecedentes de traumatismo perineal o pélvico se pueden beneficiar del tratamiento con revascularización siempre que la lesión traumática esté localizada, sea reconocible por arteriografía y que el resto del árbol vascular esté sano.

Tratamiento de primera línea:

La primera línea de tratamiento está integrada por los inhibidores de la fosfodiesterasa tipo V (PDE5), los agonistas dopaminérgicos, los dispositivos de vacío y la terapia psicosexual.

Inhibidores de la PDE5

La PDE5 es una enzima que hidroliza la enzima guanosin monfosfato (GMPc) en el tejido cavernoso del pene, convirtiéndola en GMP. La inhibición de la PDE5 aumenta el nivel de GMP, lo que induce relajación de la musculatura cavernosa y vascular con la consiguiente vasodilatación y erección del pene. El Sildenafilo, Vardenafilo y tadalafilo son inhibidores potentes, reversibles y competitivos de la PDE5.

Sildenafilo. Es efectivo a los 30-60 minutos en presencia de estimulación sexual, su efecto se reduce tras una comida copiosa. Su vida media aproximada es de 4 horas. Se comercializa en dosis de 25, 50 y 100 mg. Se recomienda iniciar el tratamiento con 50 mg, la dosis se modificará según los resultados y los efectos secundarios. Los ensayos clínicos demuestran beneficios significativos cuando se compara con placebo. Ha demostrado su utilidad frente a placebo en los casos de DE en pacientes diabéticos y sometidos a prostatectomía radical. Es el fármaco más conocido del grupo y el más seguro.

Vardenafilo. Es efectivo a los 30 minutos en presencia de estimulación sexual, las comidas con alto contenido graso pueden hacer que disminuya su absorción. Sus propiedades farmacocinéticas y vida media son similares a Sildenafilo (4 horas aproximadamente). Se presenta en comprimidos de 5, 10 y 20 mg, la dosis de comienzo se establece en 10 mg y se adapta en función de resultados y efectos secundarios. Ha demostrado su utilidad frente a placebo en los casos de DE en pacientes diabéticos y sometidos a prostatectomía radical.

Tadalafilo. Efectiva a los 30 minutos y en presencia de estimulación sexual. Su absorción no está alterada por los alimentos. Su estructura química es diferente de las dos anteriores. Tiene una vida media de 17.5 horas, lo que permite su toma hasta 24 horas antes de la actividad sexual. Se presenta en comprimidos de 10 y 20 mg. La dosis de inicio recomendable es la de 10 mg.
Ver Tabla 2. Características de los inhibidores de la PDE

Efectos secundarios:

Los tres fármacos presentan efectos secundarios similares, la mayoría de ellos en relación con su acción vasodilatadora periférica. Los más frecuentes y comunes a todos ellos son: cefalea, rubor, congestión nasal y dispepsia. El Sildenafilo y Vardenafilo pueden presentar alteraciones visuales (cambio en la percepción de los colores) en un porcentaje bajo de casos. El Tadalafilo puede ocasionar dolor lumbar en una proporción igualmente baja de pacientes. Se ha observado una prolongación del intervalo Q-T con el Vardenafilo lo que obliga a tener precaución en los pacientes que usen fármacos con este mismo efecto (quinidina, procainamida, sotalol y amiodarona). Los efectos secundarios suelen desaparecer tras su utilización continuada y la tasa de abandono por este motivo es similar a placebo..

Contraindicación absoluta en:

Los nitratos, tanto los utilizados con fines terapéuticos (nitrato de isosorbide y nitroglicerina) como con fines recreativos o estimulantes (amil nitrito), usados al mismo tiempo que los inhibidores de la PDE5 pueden producir una hipotensión potencialmente mortal. Si un paciente desarrolla angina mientras utiliza un inhibidor de la PDE5 ha de usar otro fármaco y nunca nitritos, si es necesaria la introducción de nitritos se realizará transcurridas 24 horas (48 si se trata de tadalafilo) y bajo observación clínica cuidadosa.

Contraindicaciones:

Isquemia coronaria activa
Insuficiencia cardiaca congestiva con tensión arterial baja
Precaución en varones con insuficiencia renal o hepática severa
Deben pasar más de 24 horas entra la toma de inhibidores de la PDE5 y el uso de nitritos (48 horas si se trata de Tadalafilo)
No se debe usar en pacientes con retinitis pigmentaria
Asociación con antagonistas alfa adrenérgicos (usados para la hipertrofia benigna de próstata). Sildenafilo: no asociar en dosis de 50 y 100 mg. Vardenafilo: contraindicación absoluta de asociación. Tadalafilo: se puede asociar a tamsulosina.
Los tres fármacos del grupo de inhibidores de la PDE5 en gran medida se metabolizan por la vía del citrocromo P450 CYP3A4, es recomendable ajustar la dosis cuando se usa asociado a otros inhibidores (como el ketoconazol y la eritromicina).

El tratamiento con inhibidores de la PDE5 no es eficaz en todos los casos de DE, sin embargo ante el fracaso terapéutico es necesario revisar de nuevo la presencia de factores modificables, la interacción con otros fármacos, la dosificación adecuada, la ingesta de grandes cantidades de bebidas alcohólicas o alimentos, la ausencia de estimulación sexual o la presencia de dificultades de relación con la pareja.

Agonistas dopaminérgicos

Apomorfina sublingual. Es un agonista dopaminérgico que actúa aumentando el estímulo proeréctil a través de la vía nerviosa hipotalámica. La absorción sublingual produce en poco tiempo una concentración plasmática adecuada y una rápida aparición de la acción, la erección se produce en una media de 1 a 19 minutos. El efecto secundario más importante es la náusea (7%). Los estudios post comercialización realizados con la Apomorfina han demostrado que es más efectiva en pacientes con impotencia de carácter psicogénico y lesión orgánica leve, se reservará para los caso en los que estén contraindicados los inhibidores de la PDE5.
Dispositivo de vacío

Genera una presión negativa que atrae la sangre venosa al pene, se mantiene la erección mediante una banda externa que se coloca en la base del pene para retener el flujo. No debe de usarse más de 30 minutos en cada ocasión. Es un dispositivo que se acepta mejor en personas mayores con pareja estable. Los efectos adversos que presenta son dolor en el pene con sensación de adormecimiento y retraso en la eyaculación.

Terapia psicosexual

Los pacientes con problemas psicológicos pueden mejorar con la terapia psicosexual sola o combinada con tratamiento farmacológico. Los resultados de la terapia psicosexual son muy variables. Se remitirá para terapia psicológica a los pacientes que lo soliciten y a los que presentan trastornos psicológicos severos que no responden al tratamiento.

Tratamiento de segunda línea

Son la terapia intracavernosa y la terapia intrauretral.

Inyección intracavernosa. Para el tratamiento mediante inyección intracavernosa el Alprostadilo (prostaglandina E1) ha demostrado resultados significativos comparados con placebo. La erección aparece a los 5-15 minutos en el 60-90% de los casos, la duración depende de la dosis inyectada. Se recomienda usar entre 2.5 y 60 mg por inyecciónse aconseja no aplicar más de tres inyecciones semanales con un período mínimo de 24 horas entre inyecciones. Su uso está contraindicado en varones con hipersensibilidad al fármaco y en los casos de riesgo de priapismo (leucemia, mieloma múltiple, policitemia o trombocitopenia). Como efecto indeseable se puede presentar erección prolongada, dolor en el pene y fibrosis.

La dosis inicial de la inyección intracavernosa se debe aplicar bajo la supervisión directa de un profesional de la salud. Se debe advertir a los pacientes que acudan a la consulta del urólogo si una erección se prolonga más de cuatro horas, de no aplicar tratamiento inmediato se pueden provocar lesiones en el músculo intracavernoso de carácter irreversible. El tratamiento de la erección prolongada consiste en aspirar la sangre del pene con aguja hasta conseguir la flacidez. Si este tratamiento no es eficaz, o aparece de nuevo la erección, se recomienda la utilización de una inyección intracavernosa de 200 mg de fenilefrina cada cinco minutos que se aumentará a 500 mg si es necesario. No hay datos que nos permitan identificar a pacientes que tienen más riesgo de presentar erección prolongada durante el tratamiento (6%). Los pacientes que han presentado erección prolongada tras el uso de Alprostadilo han de disminuir la dosis en las siguientes inyecciones.

Terapia intrauretral. La postaglandina E1 se puede administrar en su presentación semisólida para aplicación intrauretral, es una alternativa menos invasiva que la inyección, los ensayos clínicos ofrecen buenos resultados frente a placebo, no hay estudios que comparen resultados del Alprostadilo intrauretral frente al intracavernoso. Los efectos secundarios más frecuentes son la hipotensión y el dolor de pene. No está comercializado en España, sí en algunos países de Europa y en EE.UU.

Terapia tópica Alprostadilo. Los ensayos clínicos que comparan la terapia tópica con Alprostadilo frente a placebo ofrecen resultados limitados, se asocia a irritación de la piel del pene.
Actualmente en España el Alprostadilo sólo está disponible en la presentación intracavernosa.
Tratamiento de tercera línea

Prótesis. Puede ser una solución en los pacientes en los que han fracasado las medidas anteriores. Existen dos tipos de prótesis una de ellas es hinchable (se utiliza en el 95% de los casos) y la otra está realizada con material maleable. Es un procedimiento invasivo, irreversible y con complicaciones como son la infección, la perforación del glande y los fallos mecánicos. Hay situaciones en las que es el único recurso terapéutico como la DE secundaria a diabetes de larga evolución, donde la respuesta a inhibidores PDE5 y a Alprostadilo es nula o muy baja. Existe la información de que los pacientes se muestran satisfechos con los resultados obtenidos aunque no hay ensayos clínicos de buena calidad que lo cuantifiquen 6,8,12.
Algoritmo de manejo

Ver Imagen

Bibliografía

Feldman HA, Goldstein I, Hatzichristou DG, Krane RJ, McKinlay JB. Impotente and its medical and psychosocial correlates: results of the Massachussets Male Aging Study. J Urol 1994:15:54-61 [Medline]
Martín Morales A, Sánchez-Cruz JJ, Sáenz de Tejada I, Rodríguez-Vela L, Fernando Jiménez-Cruz J. and Burgos-Rodríguez R. Prevalence and independent risk factors for erectile dysfunction in Spain: results of the Epidemiología de la Disfunción Eréctil Masculina Study. J Urol 2001; 166: 569-574 [Medline]
Spark RF. Evaluation of male sexual dysfunction. Washington: UpToDate; 2004. [Acceso 6 de diciembre de 2005]. Disponible en: http://www.uptodate.com
Miller TA. Diagnostic Evaluation of Erectile Dysfunction. Am Fam Phy 2000; 61:95-104 [Medline]
Spark RF. Overview of male sexual dysfunction. Washington: UptoDate; 2004. [Acceso 6 de diciembre de 2005]. Disponible en: http://www.uptodate.com
Brotons FB, Campos JC, González-Correales R, Martín-Morales A, Moncada I, Pomerol JM. Core document on erectile dysfunction: key aspects in the care of a patient with erectile dysfunction. Int J Impot Res. 2004; 16 Suppl 2:s26-39 [Medline]
Cope D. The sexual history and approach to the patient with sexual dysfunction. Washington: UptoDate; 2004. [Acceso 6 de diciembre de 2005]. Disponible en: http://www.uptodate.com
Wespes E., Amar E, Hatzichristou D., Montorsi F., Pryor J., Vardi Y. European Association of Urology. Guidelines on Erectile Dysfunction. [Internet]. European Association of Urology; Update march 2005. [Acceso 16 de enero de 2006]. Disponible en: http://www.uroweb.nl/files/uploaded_files/2005ErectileDysfunction.pdf
Rosen R, Riley A, Wagner G, Osterloh IH, Kirkpatrich J, Mishra A The international index of erectile function (IIEF): a multidimensional scale for assessment of erectile dysfunction. Urology 1997; 49:822-30 [Medline]
Rosen RC, Cappelleri JC, Smith MD, Lipsky J, Peña BM. Development and evaluation of an abridged, 5-item version of the International Index of Erectile Function (IIEF-5) as a diagnostic tool for erectile dysfunction. Int J Impot Res. 1999; 11:319-326 [Medline]
Viera AJ, Clenney TL, Shebebberger DW, Gree GF. Newer Pharmacologic Alternatives for Erectile Dysfunction. Am Fam Phy 2000; 60: [Medline]
Fazio L, Brock G. Erectile dysfunction: management update. CMAJ 2004;170:1429-1437 [Medline]
Kostis JB, Jackson G, Rosen R, Barret-Connor E, Billups K, Burneo AL et al. Sexual Dysfunction and Cardiac Risk (the Second Princeton Consensus Conference). Am J Cardiol 2005;96:313-321 [Medline]
Setter SM, Linz JL, Fincham JE, Campbell RK, Baker DE. Phosphodiesterase 5 Inhibitors for Erectile Dysfunction. Ann Pharmacother 2005;39:1286-1295 [Medline]
Spark RF. Teatment of male sexual dysfunction. Washington: UptoDate; 2004. [Acceso 6 de diciembre de 2005]. Disponible en: http://www.uptodate.com
Webber R. Erectile dysfunction. Clin Evid. 2004 Dec;12:1262-70 [Medline]
Montague DK, Jarow JP, Broderick GA, Dmochowski RR, Heaton JP, Lue TF, Milbank AJ, Nehra A, Sharlip ID; Erectile Dysfunction Guideline Update Panel. The management of erectile dysfunction: an AUA update. J Urol. 2005 jul;174:230-90 [Medline]
Markou S, Perimenis P, Gyftopoulos K, A Athanasopoulos and Barbalias G. Vardenafil for erectile dysfunction: a systematic review and meta-analysis of clinical trial reports. Int J impot Res. 2004;16:470-8 [Medline]

 

El contenido de Galenox.com es únicamente para profesionales de la salud.

Para leer más Ingresa o Regístrate

Iniciar sesión

 

¿Aún no eres parte de Galenox®?

Regístrate para obtener una cuenta GRATUITA

Obten acceso ilimitado a :

Noticias médicas

Congresos nacionales e internacionales

Educación médica continua

 

Registrarse

today Congresos nacionales

today Congresos internacionales

forum Últimos tweets

Conoce el wearable para monitorear el corazón #salud #cardiología https://t.co/N8XAO0Ab3r https://t.co/mLLPAYXBiw
Tratamiento para la colitis nerviosa con… ¿bacterias? #salud #bacterias https://t.co/qovN3SZM4P https://t.co/FhDvnXlrMc
Los kilos extra influyen en el trastorno bipolar. Descubre por qué #salud #obesidad https://t.co/sci7FDB1PD https://t.co/Tn6eb5a44T
¿La rotación de residentes es un peligro para los pacientes? #salud #galenox https://t.co/AKw4C7iYc5 https://t.co/NHZ4KCOy8C

Políticas de privacidad - Términos de Uso

Galenox.com - ¡Tu colega siempre en línea!

REGISTRO