Impétigo

  • La forma más típica es el impétigo contagioso, que se caracteriza por costras color miel (melicéricas), que aparecen normalmente en la cara y en otras zonas expuestas.
  • El ectima es una variante más profunda del impétigo debida a estafilococos o estreptococos con ulceraciones y cicatrices.
  • Los antibióticos tópicos no son tan eficaces como los sistémicos.
  • Es típico en niños.

 

Manual CTO de Medicina y Cirugía, 8ª. Edición.

Tierney, Mcphee, Papadakis. Diagnóstico clínico y tratamiento. 2006